15 de agosto de 2013

Un ‘raposo’ más en San Miguel de Escalada

Cartel indicativo y copia gigante del 'Beato de Escalada'

El mochilero leonés no sabe, a ciencia cierta, por qué a sus paisanos de San Miguel de Escalada (León) les llaman por los alrededores ‘raposos’. Debe de ser una cuestión antigua -de antes de la unión entre San Miguel y las casas de Valdabasta para formar hace muchos años el citado pueblo- aunque si un veterano conocedor de aquellas gentes les observara pensativo podría perfectamente concluir que son un poco astutos, extraños y taimados, igual como se mostrarían los zorros en sus correrías.
Simpático y cariñoso apodo. Cada uno puede tener lo que aparenta.
Así, San Miguel de Escalada es un pueblo (aletargado, ahora) alargado, orientado poco a poco, casa a casa, hacia aquella permanente unión de dos pequeñas poblaciones. El nombre no sería nada de no poseer a un extremo del pueblo, en pequeño y encajonado valle, un monasterio mozárabe del siglo X del que únicamente se conserva la iglesia, cuidada y mimada solo de vez en cuando. Las fotografías así lo constatan.
Años atrás, olvidada.
Y allí se dirige cada año, la gran mayoría de los veranos, el viajero insatisfecho a enrocarse en el buen vivir, las cervezas y las, a veces, estúpidas charlas de reencuentro y anécdotas. De este apartado sitio leonés se destaca el monasterio, del que sus gentes están orgullosos, además y ahora, inmersos en el MC Aniversario de su construcción (año 913).
Las características artísticas y descripción documentada, por ejemplo, en Wikipedia, y en otras muchas informaciones accesibles.
Para qué detallar aquí.


Vista del pórtico, con arcos de herradura mozárabes. La torre, ampliación románica

Ventana de dos arcos de herradura labrados en una sola pieza.

Vista del pórtico, con arcos de herradura.

Copyright © By Blas F.Tomé 2013

4 comentarios:

Trasindependiente dijo...

Siempre me interesa cómo viven los lugareños el hecho de que un monumento cotidiano vengan a visitarlo gentes de todas partes o se haga muy famoso.

Este caso supongo que es casi único porque hay pocas iglesias en pie de las que se pueda celebrar el MC aniversario.

Graciaas y saludos.

Carlos el viajero dijo...

Viendo esta joya monumental mozárabe y "raposa", habrá que empezar a hacer caso a los que dicen que primero hay que conocer tu propio país antes de lo de fuera. Sin duda parece interesante conocerlo por lo que cuentas, y por lo que veo en el mapa, relativamente cercano a un pueblo ferroviario que me marcó en mis años mozos, Cistierna.

NuriaNómada dijo...

Original la entrada del pueblo, con ese libro medieval entreabierto.
Ese monasterio mozárabe con sus arcos de herradura, es precioso; transmite paz, y se nota que ahora está cuidado y mimado.
No me importaría pasar un tiempo de verano aletargado en el citado pueblo, intercambiando impresiones con el insatisfecho.
Un beso a mi "raposo" favorito.

IGOARINON dijo...

Eso de los calificativos "insultosos" es tipico de una epoca. Es que la gente tenia mucha imaginacion! Seria para contrarestar tanta "maria,carmen,paquita,juanita, angeles...."
Ese monasterio yo me lo estudie con mi adorado profesor de Historia del Arte de la Complutense: Azcarate.
Con el se vivian los monumentos!
Un recuerdo para el. Gracias, profesor AZCARATE!
Y besos para nuestro leones