25 de julio de 2012

Ritos, rituales y tradiciones


Cuando fotografiaba esta escena (Tailandia), pensaba en lo absurdo de los rituales religiosos de todas las creencias. Lo absurdo se repite entre los cristianos o musulmanes, entre hindúes, coptos o budistas,…… Aquella mujer tailandesa pegaba finas láminas de pan de oro en el buda allí situado como un acto, aún sin saber que pensaría ella, guiado por sus creencias religiosas. Su objeto sería -explicación más extendida- hacer una ofrenda por la buena fortuna en la vida.
Observó la escena unos minutos. Por allí pasaron tailandeses de toda índole y calaña a dejar su ofrenda de papel de oro y conseguir, así, los parabienes de su estático buda.
Aquel país donde la religión lo impregna todo se parecía mucho al que pisa ahora este viajero insatisfecho: España. La excesiva cantidad de ritos, apariciones, rituales, estigmas y rezos colocan a este país en un permanente centro de controversia. Las mujeres van a la erminta de San Antonio a introducir sus manos en un recipiente de alfileres para solucionar su casamiento; a la ermita de San Antón llevan los animales para ser bendecidos; los rituales del amor, donde el incienso, el sándalo o la rosa son los olores preferidos; la purificación mediante los baños rituales y los bautismos, donde lavan al ser humano de su culpa y lo hacen digno ante la divinidad; el toro de la Vega, evento taurino consistente en alancear a un toro hasta la muerte, después de que este hubiese sido liberado y trasladado hasta campo abierto.
Las ceremonias realizadas en los inicios de cursos escolares, la apertura de las Olimpiadas o los desfiles también son ejemplos de rituales actuales.
Un país lleno de ritos, rituales y tradiciones, nada alejados de los del pueblo thai.
Copyright © By Blas F.Tomé 2012

15 de julio de 2012

Danza del vientre (sin documento gráfico)


A las once de la noche, el solitario y mal iluminado tugurio de Nevşehir (Capadocia, Turquía) pudo ser el lugar del vivo reverdecer del instinto obsceno, mientras los alrededores de la zona eran, durante el día, dedicación religioso-musulmana y bullicio turístico a causa de las antiguas iglesias terreras en forma de cuevas.
La bailarina del vientre apareció en escena dejando a público -quizás, a camareros- a propios y extraños, boquiabiertos. Su escote, finas gasas de múltiples brillos, enfundada en un biquini adornado de pequeñas lentejuelas de colores, su desparpajo y sus relucientes carnes doradas se mezclaban con los aplausos y tímidas risas de la diversidad étnica asistente: turistas, locales, mangantes o graciosos e irreverentes turcos.
Era la primera vez que el viajero insatisfecho veía espectáculo semejante
Casualidades de la vida, al regresar a España en aquella misma época, todo muy apretujado, una sesión privada de una famosa bailarina del vientre de las noches madrileñas, le dejó constreñido. Semejante voluptuosidad, grandes pechos, contorneo de cintura y un entorno de luces y espejos comprimió por responsabilidad el furor del joven mochilero, ‘latin lover’ de pacotilla. Esas dos sesiones casi seguidas fueron mucho.
Sensualidad barroca y lascivia exótica.
¿Quedará algo de esto, y aquello, en los cabarets nocturnos del nuevo mundo islamista, transnochado e impuesto?.
Copyright © By Blas F.Tomé 2012

11 de julio de 2012

Fin del viaje: comienza la ignominia

Algunos fotos, algunos lemas de la llegada a Madrid de los mineros, en su larga y dura lucha por un digno futuro. 
Eran las 23,30, cuando entraban por los laterales del arco de la Moncloa, entre una multitud (¡impresionante!) de....... "Madrid obrero está con los mineros".
Entraban por la misma ruta de 'La Roja' y alguien gritó: "Estos son, nuestra Selección" y se convirtió en un vitoreado eslogan.
Un sencillo lema ocupaba la espalda de algunas camisetas: QUIEREN ACABAR CON TODO
Aplausos, canciones, gritos, eslóganes y cohetes. 
Los mineros aplaudían a Madrid, Madrid aplaudía a los mineros.
Llamazares espera también a la caravana de mineros
Copyright © By Blas F.Tomé 2012

3 de julio de 2012

Agua, water, eau, aqua,....


Si uno viaja, y observa, y transita, y mira hay muchos detalles que pasan a lo más recóndito de la mente donde dejan frescor o, también, embotamiento, según el caso. Y si uno NO viaja, también. El embotamiento puede aparecer, sin duda, como reacción -es un ejemplo- al intrínseco odio a la suegra que vive al lado.
En un repaso por las fotografías de Gambia, ésta, la que encabeza la entrada, le pareció muy indicada para hablar de gente, país y agua. Gambía (y cualquiera que mire el mapa lo podrá comprobar) es un país que vive cercano al agua, un país creado por el mero interés del control del agua. En aquellas lejanas épocas de exploradores africanos, de Mungo Park y otros, los países colonizadores gestionaban intereses y decidían en los despachos. En el caso de este país, el curso del río parecía ser de vital importancia para el imperio inglés que no cedió al interés francés por la región.
No es caso único, aunque sí de los más evidentes. Los conflictos por el control del agua han lastrado las relaciones entre países desde hace siglos. Caso evidente, las relaciones entre Egipto, Sudán y Etiopía han tenido momentos de amenazas, pésimas disputas y observación mutua, amenazante y permanente. Egipto, alardeando de su prepotencia económica sobre el resto de África, cuando ha visto indicios de control por parte de Etiopía del cauce del río Nilo ha amenazado hasta con intervenciones militares.
Y el viajero insatisfecho piensa en el lago Tana.
Portugal, siempre mirando hacia las fuentes de los rios que le atraviesan.
Vietnam mira, por culpa del río Mekong, a Camboya y más al norte con inquietud.
¿Se hubieran separado los musulmanes de los hindues para formar un nuevo país, Pakistan, si no hubieran contado en su nuevo territorio con el río Indo?.
Los gambianos de la primera fotografía esperan pacientes la riqueza que viene del mar, del agua.
En silencio, a veces; en bulliciosa quietud, otras.
Agua.....

....agua...
....agua.....
.... y más agua.


Copyright © By Blas F.Tomé 2012