9 de diciembre de 2012

Paraíso kuna

El archipiélago de San Blas, en Panamá, es el ‘paraíso kuna’. Claramente amenazado por el nivel del mar debido al calentamiento global y la contaminación de algunos países, en este territorio isleño (365 islas e islotes -dicen-) habitan los indios ‘kuna’ de la misma forma en que sus antepasados lo hicieron, negociando cocos y pescando cangrejos y langostas a bordo de canoas de madera con velas talladas por sus propias manos, llamados"cayucos", embarcaciones que tratan con mimo y decoran con cariño (primera fotografía).
Aunque ahora esta verdad es relativa pues el turismo, aparentemente sostenible, les deja buenos ingresos a estos indígenas que han sabido conservar sus tradiciones y resistirse a ser absorbidos, incluso por el propio Panamá que les ha otorgado una gran autonomía.
Tres inquietos días pasó allí el viajero insatisfecho.


Copyright © By Blas F.Tomé 2012

11 comentarios:

Pilar dijo...

BlasFTomé, siempre me he preguntado, e imaginado, que sería pasar un día (con su noche) en una isla como éstas... En estos "terruños"... Qué se debe sentir..., (quitando esa imagen tan "manida", que todos tenemos, del naúfrago...)
Ahora me estoy preguntando que sentiría el "viajero insatisfecho" para estar tan inquieto tres días...
Vale!, sí!, ya lo sé! también me lo seguiré preguntando siempre.

Me quedo un rato por el "Paraíso kuna relajándome (fuera del cayuco, porque por muy seguros que sean me producen cierta inquietud...) contemplando las bonitas estrellas de mar isleñas.

Besotes, y saludo desde la palmera... (Por soñar que no quede;-))
Pilar



Paco Nadal dijo...

Me han hablado muy bien de ese archipiélago, pero no he tenido aún oportunidad de conocer Panamá. Es lo bueno del mundo: es tan grande que siempre te queda un sitio interesante por ir. Por cierto: veo que ya tienes publicidad...¡este blog está que se sale! jejeje. Un abrazo

NuriaNómada dijo...

Una isla para cada día del año.
Idílica la foto isleña con las palmeras.
Y bonito cayuco, más embellecido con la vela rojiza. La estrella me ha recordado a las de Bocas de Toro, Panamá.

Espero que con el calentamiento global no les suceda lo que decían sobre las Maldivas, que casi desaparecerán cuando suba el nivel del mar.
¿No te trajiste algún recuerdo textil de los kunas? Besos hasta tu isla.

Trasindependiente dijo...

¿Inquietos días en ese aparente paraíso? ¿Temías al mar o a los turistas? ¿O querías pisar cada una de sus islas?

Me gusta soñar que el paraíso son islas, así no tiene la pesadez de lo único.

Gracias y saludos.

V(B)iajero Insatisfecho dijo...

Hola, mi 'pipedi15': Bueno, pues, como normalmente no contesto, quizás te pueda sorprender mi respuesta, pero.....
Si, estuve inquieto esos tres días porque reconozco el miedo. El miedo que pasé para llegar allí, en una 'lancha rápida' a merced de las grandes olas del Atlántico. Llegué, empapado, tieso y asustado, por surcar el 'alta mar' con una tormenta del diablo, hasta que llegué al 'paraíso kuna' donde no sé por qué las aguas estaban en calma. Sé que fue un rollo temporal (el normal acceso, y en su normal camino había desprendimientos y era inaccesible) pues la llegada al archipiélago normalmente era por otro camino, y el embarque era en otro sitio, pero.... me tocó.
Un besazo, y perdona por el rollo, pero tu lo has provocado.

V(B)iajero Insatisfecho dijo...

Si, NuriaNomada, por supuesto que caí en el rollo y me traje varias 'molas kunas'. Una de ellas, cuando te invite a tomar un vino en mi 'cochiquera', la veras a la entrada.
Besazos.

V(B)iajero Insatisfecho dijo...

'Trans...': Si lees el comentario que he dejado a 'Pilar/pipedi15' entenderás. Fue una llegada un 'pelín' traumática.
Un abrazo, amigo.

emilio dijo...

Bueno Blas, despues de la tempestad viene la calma. Tras esa llegada accidentada se te metió el miedo en el cuerpo. Pero supongo que luego disfrutatías el triple de tu estancia. Un abrazo!
PD. me alegro que te animes a contestar algunos comentarios.

IGOA dijo...

Y desde donde volaste en la cresta de la ola?
Es lo que tiene "la mochileria", hay que estar dispuesto a dejar el pellejo cantando por bulerias.
Supongo que no volviste por el mismo camino...
Venga! Queremos foto de tu "mola kuna"
Besos

Pilar dijo...

Sorprendida no, BlasFTomé! Sorprendidíiiiiiiisima [8o], pero, a la vez, agradecidíiiiiiisima y contentíiiiiiiisima del detallazo "dúo"... [:D]
Al volver a ver por este terruño a mi "viajero-insatisfecho", he pensado que vendría con el delantal puesto y dispuesto a dejar una recetilla..., pero la experiencia que has vivido y cuentas, es para encoger el estómago... Algo me podía imaginar de tu inquietud, pero no imaginaba tal travesía...
Nada que perdonar, todo lo contrario, querido intrépido y valiente viajero. Se comprende el miedo... Muchas personas, después de pasar por esas tormentas del diablo, a cielo y mar abierto..., seguramente no volverían a navegar. Pero sé que no es tu caso, "viajero-insatisfecho"!!!
Y, GRACIAS por partida doble...

PD. A ver si se repite la hazaña, pero la de "sacar la cabeza del caparazón", no la de la "lancha rápida"... que imaginando lo que viviste es para tener inquietud y más... Hasta se comprendería que hubieses cambiado esa famosa frase: "¡Hogar, dulce hogar!", por, "¡Paraíso kuna", dulce paraíso kuna!..."

Ahora perdona tú el rollazo, pero tú lo has provocado, "contestón";-))

fernandomaria dijo...

Estoy seguro de que esa inquietud de los días fue debida a que andabas explorando los lugares. Preciosas las fotos que nos enseñas a la vez que envidiables también.