3 de julio de 2012

Agua, water, eau, aqua,....


Si uno viaja, y observa, y transita, y mira hay muchos detalles que pasan a lo más recóndito de la mente donde dejan frescor o, también, embotamiento, según el caso. Y si uno NO viaja, también. El embotamiento puede aparecer, sin duda, como reacción -es un ejemplo- al intrínseco odio a la suegra que vive al lado.
En un repaso por las fotografías de Gambia, ésta, la que encabeza la entrada, le pareció muy indicada para hablar de gente, país y agua. Gambía (y cualquiera que mire el mapa lo podrá comprobar) es un país que vive cercano al agua, un país creado por el mero interés del control del agua. En aquellas lejanas épocas de exploradores africanos, de Mungo Park y otros, los países colonizadores gestionaban intereses y decidían en los despachos. En el caso de este país, el curso del río parecía ser de vital importancia para el imperio inglés que no cedió al interés francés por la región.
No es caso único, aunque sí de los más evidentes. Los conflictos por el control del agua han lastrado las relaciones entre países desde hace siglos. Caso evidente, las relaciones entre Egipto, Sudán y Etiopía han tenido momentos de amenazas, pésimas disputas y observación mutua, amenazante y permanente. Egipto, alardeando de su prepotencia económica sobre el resto de África, cuando ha visto indicios de control por parte de Etiopía del cauce del río Nilo ha amenazado hasta con intervenciones militares.
Y el viajero insatisfecho piensa en el lago Tana.
Portugal, siempre mirando hacia las fuentes de los rios que le atraviesan.
Vietnam mira, por culpa del río Mekong, a Camboya y más al norte con inquietud.
¿Se hubieran separado los musulmanes de los hindues para formar un nuevo país, Pakistan, si no hubieran contado en su nuevo territorio con el río Indo?.
Los gambianos de la primera fotografía esperan pacientes la riqueza que viene del mar, del agua.
En silencio, a veces; en bulliciosa quietud, otras.
Agua.....

....agua...
....agua.....
.... y más agua.


Copyright © By Blas F.Tomé 2012

7 comentarios:

Esilleviana dijo...

Creo que eres un viajero muy satisfecho :))

Bonitas fotos donde demuestras de qué dependen nuestras vidas, del agua donde los primeros asentamientos humanos se instalaron para sobrevivir.

un saludo

fernandomaria dijo...

Está claro que el agua es una fuente de riqueza; ya los romanos se establecían cerca de los ríos.
Un abrazo, Blas.

emilio dijo...

El control del agua no solo para beber o para pescar. También para abrir nuevas rutas al comercio. Aquí también franceses e ingleses tuvieron las suyas en suez.
Pero vaya, que cuando no era por el agua, buscaban cualquier otro pretexto para enzarzarse (Fashoda).
Un abrazo: emilio

Paco Nadal dijo...

Hola querido Blas. Aunque con cierto retraso (esta vida perra!!=) paso de nuevo por tu casa para comprobar que sigues en forma. Lo del agua es una realidad desde hace siglos. hemos guerreado (los humanos) por ella y por tierras fértiles desde que nos pusimos a dos patas. Y seguimos haciéndolo. Hay veces que no sé como hemos llegado a ser 7.000 millones, con la de siglos que llevamos matándonos. Un abrazo y gracias poir tu fidelidad

NuriaNómada dijo...

Me gustó el libro de Mungo Park "Viaje a las regiones interiores de África" Tú has hecho tu propio viaje sin olvidarte de observar y reflexionar.
El agua es vital y como dice Paco, siempre ha sido objeto de guerras y conflictos.
Te salió una entrada muy interesante, ilustrada con buenas fotos.
Tu blog es vida, vie, life...lewe, maisha (búscalo en el traductor de google) Besos.

Antitrasindependiente dijo...

El fluir del agua es una estupenda metáfora de la libertad, y la intención de controlarla por parte de los humanos es todo lo contrario. Ahí estamos, con viajes y sin viajes.

Gracias y saludos.

IGOA dijo...

aNADO: TANNI,URA...
Seguire, seguire...
Besos