16 de noviembre de 2020

Playa Jabá / Costa de Marfil

Ya había contado cosas sobre la ciudad marítima de Sassandra, en Costa de Marfil, pero había dejado a un lado aquella tarde que visitó una tranquila playa (Playa Jabá) a sólo unos pocos kilómetros. Se acercó en un taxi compartido, aunque el último kilómetro lo hizo solo, pues sus acompañantes abandonaron antes el vehículo. El taxista le dejó al lado de un camino por el que -le dijo- tendría que continuar unos quinientos metros hasta alcanzar la playa.

Era poco más que una senda entre árboles y matojos. Tenía una bajada pronunciada hasta un pequeño charco formado, casi seguro, por las aguas de un mar embravecido en algún determinado momento. Bordeado éste, se llegaba a la playa. El océano se veía al fondo con algunos barcos de pescadores que cruzaban entonces y se alejaban de Sassandra. Pensó en lo dura que sería su próxima noche pues, según dedujo, la dedicarían a la labor de la pesca.

Deja aquí un video, que relata mejor que el viajero insatisfecho lo que era la playa:

VÍDEO


P.D.: Sumergiros ahora, en época de pandemia, en sus aguas.

Copyright © By Blas F.Tomé 2020


4 comentarios:

efurim1 dijo...

Cuando publicaste tu entrada sobre Sassandra, en julio, parecía que la cuarentena era agua pasada y eran unos días en los que parecía que las cosas volvían a la (nueva)normalidad. Ahora, otra vez encerrados, parece que el encierro se hace más cuesta arriba. A pesar de todo, si te digo la verdad, Blas, en estos momentos no echo de menos sumergirme en tu paradisíaca playa que, por cierto estoy viendo ( así lo imagino) incompleta: Me acaban de arreglar el "ordenata" y, por ahora no tengo sonido, pero me lo imagino por tus anteriores vídeos. No sé si es alguna conexión que está mal o...
Un abrazo!

Pilar P. dijo...

Recuerdo tu aventura 'sassandriana', esos preciosos canales de manglares y tu espectacular paseo en piragua...
Y creo que decías que con varios posts dedicados a este viaje ya habías cumplido, pero veo que te habías olvidado de tu bajada a ese delicia de playa (aunque fueses de 'secano'...) que da gusto contemplar así, natural, 'salvaje', desierta, no como otras que ya sabemos que lo que menos se ve es la playa... 

'Después de un chapuzón en sus aguas, recorro la playa descalza una y otra vez, llenándome de esa tranquilidad y paz que desprende ese 'rumor-espumoso' de sus olas'...  (Ji)

:)Imaginación y buen humor hay que ponerle a esta pesadilla de pandemia que tenemos y visitar tus vídeos de Sassandra para desconectar...
Una delicia en estos momentos de confinamientos y restricciones...

Besotessss, viajero.   Por estas fechas imagino que ya tendrías la mochila casi preparada como otros años. :(

V(B)iajero Insatisfecho dijo...

Correcto. Por estas fechas, al menos, ya tenía un billete en el 'morral' (¡perdón!, en mi mochileja azul), pero aquí estoy, 'mi Pipedi', hecho un desastroso calamar, sin respirar y sin tinta.
¡Vendrán tiempos mejores!. O esperemos.
Besotes gordos.

Pilar P. dijo...

No hay mal que cien años dure'..., eso dicen. Esperemos que sea menos tiempo porque la otra parte refrán ya sabemos...

Ánimo, querido viajero, y paciencia, tu África siempre estará ahí esperándote y nosotros para que nos cuentes...
 
En cuanto a tu 'morral' un descanso tampoco le vendrá mal... :))

'Morral', esta palabra me trae muchos recuerdos de infancia..., (veranos en el pueblo) sobre todo a pastores...
Hacía mucho que no la leía ni escuchaba.  Creo que  desde Labordeta...  Él también era un viajero-caminante incansable... Y pienso que también insatisfecho como tú.
('Un país en la mochila'... Lo tuyo sería 'un continente en tu mochila azul') ;-)

Un besoteeeee.