21 de marzo de 2012

Los héroes del canal


En la esclusa de Miraflores, la más concurrida de las tres del canal de Panamá, había un museo [el viajero insatisfecho le dedicó un rato] que contenía fotografías, maquetas de los artilugios utilizados, fragmentos de maquinaria de la época y otras muchas cosas. Todas ellas suponían un homenaje a los miles de obreros que participaron en su construcción; que sufrieron atroces enfermedades o pagaron con su vida semejante proyecto.
Las palabras sobreimpresas en la fotografía podrían constituir un resumen del agradecimiento de la Historia para con aquellos héroes/trabajadores.
La importancia del canal era evidente, si bien la historia de su construcción estuvo llena de proyectos, quimeras e ilusiones. Sería el francés Ferdinand de Lesseps el que convirtió al canal de Panamá en un gran reto empresarial. Las obras comenzaron el 1 de enero de 1880, pero ocho años después se quedarían en un punto muerto. De Lesseps lo intentó, pero una mala planificación le llevó a un estrepitoso fracaso. Finalmente -como todo lector sabe- serían los estadounidenses quienes lograrían llevar a cabo su construcción, no sin antes intrigar, tramar y provocar convulsiones políticas hasta forzar la constitución de un nuevo país: Panamá.
Ese fragmento de aquella época tiene su historia oficial, su historia real y su leyenda negra.
Para quien quiera profundizar:

Copyright © By Blas F.Tomé 2012

9 comentarios:

Carlos el viajero dijo...

Interesante la historia del canal y del pais que se fraguó como consecuencia de la construcción del mismo.
El museo que comentas es muy interesante en la esclusa de Miraflores.
No cabe duda que habrá una leyenda negra sobre este canal. Como para cualquier obra en la que haya dinero o intereses económicos por medio.

emilio dijo...

Pues sabes lo que te digo, Blas? Que muchas gracias por los libros que nos recomiendas. No puedo leer todos, pero los que he leído me han resultado muy interesante. Buscaré este en la biblioteca. A ver si por casualidad...
Un abrazo: emilio

emilio dijo...

Posdata: Acabo de buscar por internet a ver si está en MI biblioteca pública. No está, pero lo tienen en la de Almería, Córdoba y Mairena del Alcor: A ver si todavía la crisis no se ha llevado por delante lo del intercambio de libros...

Trasindependiente dijo...

Lo tremendo es que esas grandes obras (como ésta o la Gran Muralla) siempre tienen una historia oficial (bien conocida), una historia real (poco conocida) y una leyenda negra (que aporta bastante a la historia oficial para poder acercarse a la historia real).

Gracias y saludos.

Paco Nadal dijo...

Hola Basillo. ya estoy vuelta, gracias como siempre por acompañarme en cada viaje. Lo de Panamá sigu siendo una asignatura pendiente para mi, aunque merece elogios tu recuerdo a todos los que murieron allí por sueldos de miseria para construirles a los americanos un canal y un país. Aunque no se si el día que quiera ir podré hacerlo: un Paco Nadal, periodista y primo hermano mío, le tocó demasiado las narices al poder hasta que lo expulsaron de mala manera. No creo que llamarse Paco Nadal, ser español y periodista sea una buena tarjeta de visita en la aduana panameña, jajaja

fernandomaria dijo...

Y ahí estaban los Estados Unidos para, una vez más, sacar tajada de los paises ajenos. La obra tuvo que costar sangre, sudor y lágrimas.
Un abrazo, Blas.

gloriainfinita dijo...

Parece el título de una peli. Hay que ver lo bien que titula el Tigre.
Quedas nombrado 'consejero titulador' porque una suele poner lo primero que se le ocurre.
Vinieron de todas partes y se las arreglaron para entenderse, como siempre, los pobres del mundo emigrando para trabajar donde se pueday apañándoselas.
Luego vinieron los del sueño americano y ¡zaca! ¡Tó pa mí!
No estaría nada mal poder llegar a ver un día a los chinos hacerse con Nebraska (por decir uno) y declararlo provincia china para cobrarse los intereses de la deuda.
Es que tengo la mañana vengativa.
Ese librito que recomiendas ¿tiene muchas páginas? Porque el título es sugerente pero mis neuronas se cansan en cuanto paso de la página 50 y los gordos se me hacen interminables.
Besos, campeón

IGOA dijo...

Esa es la espina de los colombianos...
Dios no repartio el mundo? Por que iban a ser ellos menos?

Lo que dice nuestra Gloria me parece fantastico. Creo que podrian incautarse ALASKA, que les queda mas cerca, para empezar.
Voy a ver si leo ese libro que recomiendas.
Besos

Pilar dijo...

Qué interesante tuvo que ser ver el museo, Blas. Me emociona pensar en todas aquellas personas y en sus sueños, en sus ilusiones... Cuántas grandes obras y proyectos, se han llevado por delante el sueño de muchas de ellas.
Como me gusta la historia, y la documentación... y no siempre hay tiempo para dedicarse a "ellas-ambas", pasaré también a profundizar, como nos sugieres, por el enlace que nos dejas.

Besotes, viajero.
Pilar