1 de mayo de 2007

No soy un "troll" de mí mismo

Sigo en lo mío. Esta es una entrada (post) de viajes, pero de viajes al mundo de los “troll”, y no es que quiera convertirme en “troll” de mí mismo, pero la necesidad (en este caso, el orgullo) aprieta.
Me acabo de enterar que un blog es “un grito de soledad” y estoy alucinado, indignado también, extrañado y confuso. Escribir en un blog, leído en muchos casos -no en el mío- por miles de personas, enfrentarse a una bitácora durante los días viajeros, conociendo a cientos de personas y relacionándose con ellas, salir a la calle todos los días y charlar con los amigos de temas triviales pero diarios, eso, y muchas cosas más, impiden a uno ponerse delante del ordenador para lanzar “un grito de soledad”.
Son cosas que da la vida. Sale uno a la calle, supuestamente desde la soledad, y se entera uno en cinco minutos de cosas tan “interesantes”(?) como ésta. ¿Qué necesidad tenía yo de irme a un Congreso Internacional para vislumbrar tal afirmación?.
Pues, no, Fernando Jáuregui, un blog es algo más que “un grito de soledad” y, aunque así fuera, habría que decir que “ni más ni menos que…”. Tener que escuchar semejante estupidez en una ponencia de un congreso internacional, oírle un día que no le correspondía, a una hora que tampoco, y despachar el tema en 5 escasos minutos para concluir con esta simpleza, es merecedor de todo tipo de “trolls”. En mi caso una excepción, pues estoy hablando de viajes.
Diría, no fiaros de periodistas “robapanes” -o mejor, sin ser tan duro, “ganapanes”- y no fiaros, sobre todo, de algunos progresistas que “vistan canas”, que tarde o temprano únicamente buscarán titulares.
Seguro, segurísimo que, después de esa brillante(?) intervención, pondrá “el cazo” para recibir los emolumentos por ser un famoso periodista, puesto que yo, ni poniendo una auditoria a dicho congreso internacional, me creería lo contrario.
No quiero enfadar a los que me lean: estoy hablando de viajes.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi querido viajero. Me identifico con usted. Hay tantos "Señores Ponentes" por ahí, interviniendo donde no deberían. Haciéndose los interesantes a base de frases hechas, que ni siquiera son originales.
Consuela al menos que alguién desde aquí, lanze:

"un grito de indignación".

CONQUENSE dijo...

"Seco", no vayas más a Congresos de ese tipo en el que intervienen "mamatortas", tu a lo tuyo, escribiendo tus vivencias para que de vez en cuando te lea mientras estes "cuerdo".

Sandra dijo...

Estoy de acuerdo, Blas, en que un blog no es un grito de soledad. Creo que es más bien un grito a compartir experiencias, a expresarnos, a sacar nuestra parte artística, literaria y a relacionarnos más allá de esa gente que nos viene impuesta por la vida cotidiana.