2 de agosto de 2023

La welwitschia mirabilis, Namibe


Welwitschia mirabilis

Un nuevo día en Moçamedes/Namibe. Un nuevo día y el último en esta ciudad, después de dormir en ella dos noches. El objetivo de esta jornada era internarse en el desierto, o al menos en un paisaje desértico, para descubrir o tener a sus pies una planta, única en su género, endémica del desierto del Namib y, por tanto, más famosa de la zona: welwitschia mirabilis. Una planta de difícil nombre, pero el viajero insatisfecho no conoce otro con más sabor castellano, o más sencillo de pronunciar.

Desayunó tranquilamente en el hotel donde se hospedada. Aunque barato, incluía este refrigerio diario dentro del precio, y se lanzó a la calle a la búsqueda de una moto, cuyo conductor supiera llevarle a la zona donde hubiera ejemplares medianamente grandes de esta planta. Tuvo gran suerte, pues el primero que paró, dijo conocer la zona —no todos los motoristas la conocían, según él— y le explicó un poco las condiciones generales para poder llegar. Unos ejemplares pequeños de la welwitschia estaban a unos diez kilómetros de la población, pero para llegar a otras algo más grandes y abundantes necesitaban recorrer unos veinticinco kilómetros, pero por una buena carretera. Dejando ésta unos cientos de metros se podrían encontrar. ¡Perfecto!

Eligió la última opción, la de ejemplares más grandes.

Negociaron el precio y salieron zumbando hacia el lugar. La carretera llevaba primero al aeropuerto de la ciudad y luego continuaba hacia la población de Tombua, uno de los puntos más al sur de Angola, en pleno desierto del Namib. En un punto intermedio entre Moçamedes y Tombua se encontraba la welwitschia, según explicaba el joven.

Era difícil determinar la edad de estas plantas, aunque parecía ser que podían llegar a vivir más de mil años, incluso dos mil. “Se cree —según dice Wikipedia— que la planta absorbe el agua a través de estructuras peculiares en sus hojas que le sirven para aprovechar el rocío nocturno del desierto. Friedrich Welwitsch la descubrió en 1860, considerándose una de las plantas más raras que existen y bastante apreciada por coleccionistas. Está en peligro”.

La carretera era espectacular en medio del desierto que, según pasaban los kilómetros, se veía más íntegro: ¡más desierto! La total falta de circulación, el paisaje vacío y el sonido de la moto convertían el momento en único. Y mucho más, con la expectativa de encontrar la endémica planta. Transcurridos los kilómetros, desde el propio borde de la carretera el motorista mostraba unos puntitos verdes relativamente lejanos.

Abandonaron la carretera unos centenares de metros y allí, allí había varias. Eran realmente diferentes a lo que es una planta habitual, tendrían una envergadura de unos tres o cuatro metros y parecían de otro planeta o salidas de película de ciencia ficción. Aún inmóviles, aparentaban ser peligrosas, como si de pronto fueran a tomar vida, absorbiendo hacia su interior al incauto viajero. En aquella zona había varias. Cuando en el desierto llovía –difícil, pero a veces ocurría— aquella zona era el cauce temporal de las aguas, de ahí que fuera la zona más apropiada para encontrarlas.

No era un gran monumento, ni era un paisaje de gran belleza, pero no hay duda de que fue un momento importante en el recorrido de este mochilero por Angola.


Detalle de la planta


Copyright © By Blas F.Tomé 2023 

7 comentarios:

Efurom1 dijo...

Qué valor tienes, Blas. Al ampliar la foto 1 me he dado cuenta de la verdadera dimensión de la planta de tan difícil escritura y pronunciación.
Yo nunca me hubiera hecho esa foto de espaldas a la planta....por si acaso!
Un abrazo
PD. No sé por tu tierra, pero por aquí está haciendo seguro más calor que en el desierto de Namib

V(B)iajero Insatisfecho dijo...

Por aquí muy bien, en especial, por las noches: fresquito.
¡Qué gustazo!.
Un abrazo, joven Emilio.

Anónimo dijo...

Pues no la conocía! Y qué tiene en el centro? Simientes? Pinas? Insectos?

V(B)iajero Insatisfecho dijo...

Anónimo!!. Era una planta hembra y lo que tiene en medio son "estróbilos productores de óvulos" (ji).

Pilar P. dijo...

"IMPLACTADA" me has dejado!!! No sé si de cerca dará la misma impresión que en la foto porque me parece auténticamente una planta carnívora... Lo que no descubramos (y veamos) con este Viajero-Insatisfecho...
He empleado la palabra foto, pero, no, en esta ocasión es fotón (o fotaza, por lo de los 'óvulos') :))
Zumbando salgo yo también, pero para la 'wiki' a saber más de la plantita... La curiosidad me puede. Je.

Te diré lo mismo que Emilio, estos días pasados ha sido peor que en desierto. Menos mal que hoy nos da un respiro , cual rocío para la 'mirabilis'.

Un abrazo para los 'tres mosqueteros'. (Creo intuir quien es 'Anónimo')

efurom1 dijo...

O mucho me equivoco o "anónimo es LLama Rosa, la maharaní del viajero, la LLama Rosa...

Pilar P. dijo...

Pues, en ese caso, a dos mosqueteros y una mosquetera. 😄
Emilio, gracias por sacarme de mi error. 🫢
Eso es de ser un buen amigo. 😘
Feliz 15 de agosto, que espero que por dónde estés ya haga también menos 'caloret'.
Un abrazo.