30 de octubre de 2021

Gori y Uplistsikhe / Georgia


Ocho guerreros, monumento a los caídos en la guerra de 2008 / Gori

Otra de las escalas del nomadismo veraniego fue Gori, ciudad conocida mundialmente (entonces en el Imperio ruso) por ser el lugar de nacimiento del ‘amigo’ Josef Stalin, Iósif Vissariónovich Dzhugashvili. Este líder, en el seminario ya había comenzado con el movimiento revolucionario, según sus biógrafos. Se unió a la organización socialdemócrata de Georgia, en la que fue instruido en política marxista por el profesor Noe Zhordania y comenzó a difundir el marxismo.

El gran Museo Stalin era la principal atracción de la ciudad, aunque la idea de parar en Gori no fue por idolatría hacia Stalin, o como perseguidor de sus orígenes, sino más bien como punto de partida para visitar la localidad excavada en la roca de Uplistsikhe. 

¡Vamos a ello!

Antigua localidad de Uplistsikhe, excavada en roca

Se había hospedado en Tamar Guesthouse, casa que recomienda a todo mochilero que se acerque por Gori. Tamari, jefa del establecimiento, era una mujer encantadora y su negocio, cuidado y limpio. Además de estar en un lugar tranquilo, la dueña era atenta y llenaba de atenciones. Su marido, a su vez, ejerció de taxista para poder visitar de manera práctica la población excavada en roca.

Temprano, el viajero insatisfecho realizó un recorrido más bien rápido por la ciudad de Gori y visitó su fortaleza, parcialmente reconstruida que se alzaba sobre un cerro. Como hecho anecdótico, o no tanto, en la ladera de este promontorio, un círculo con ocho guerreros de metal mutilados constituía el escalofriante monumento conmemorativo a quienes perdieron la vida en la guerra del 2008 contra Rusia por el control de Osetia del Sur. Luego, el marido de Tamari y este mochilero se lanzaron a la búsqueda de Uplistsikhe.

Por dar algunos datos para situar en el tiempo aquella ciudad rocosa: Entre los siglos VI a.C. y I d.C. Uplistsikhe se convirtió en uno de los principales focos políticos y religiosos de la Kartli precristiana, con tempos dedicados sobre todo a la diosa del Sol. Después de que los árabes ocuparan Tiflis, en el 645 d.C., esta localidad se convirtió en residencia de los reyes cristianos y en un importante centro de comercio. En su apogeo alojó a 20.000 personas.

Desde el interior de una de las salas

Tras pasar por caja, se metió en el recorrido como si fuera un experto arqueólogo. Subió, bajó, paseó, curioseó y resbaló en alguna de las rocas pisada y repisada por los miles o millones de turistas predecesores. Era un lugar singular, con cavidades rocosas de todo tipo que miraban al cercano río Mtkvari. Cavidades que habían sido moradas privadas, salas (como la de la reina Tamar), teatros, palacetes, bodegas o residencias. En la actualidad, era difícil diferenciar a primera vista el uso de aquellos agujeros horadados en la roca, pero había carteles informativos que facilitaban la búsqueda. Incluso, señalaban un posible recorrido. Al tratar de hacerse una de sus 'fotos señuelo', de espaldas y con los brazos en alto, acudió a los favores de una veterana pareja de enamorados, aunque más parecía que estuvieran ambos haciendo una 'pillería', contra sus respectivos consortes. Sospechó y, ahora, no asegura.

Para abandonar el complejo, nada mejor que utilizar un largo túnel (recomendado por la Lonely Planet) que iba a parar al Mtkvari, una ruta de escape que debió utilizarse, a su vez, para subir agua a la ciudad.

Túnel de escape


Copyright © By Blas F.Tomé 2021

3 comentarios:

efurom1 dijo...


Hola Blas. Varias cosas a comentar:
Naturalmente, si yo fuera en alguna ocasión a Gori, preferiría visitar Uplistsikhe cien veces antes que el museo de Stalin que debe ser un horror. Encontrar un hospedaje en condiciones siempre es un buen punto de partida para explorar la zona.
Lo del círculo de guerreros mutilados debe causar impresión. Si no recuerdo mal, la de Osetia del Sur fue la primera incursión de Putin en su intento de recuperar el papel de Rusia en el mundo. Como el mundo no le prestó mucha atención (coincidió con las Olimpíadas de Pekín), después vendría la anexión de Crimea y los problemas con Ucrania que todavía colean.
Otra cosa que me llama la atención es lo que dices de la toma de Tiflis por los árabes en 645: teniendo en cuenta que la Hégira fue en 622 y que la distancia de la Meca a Tiflis son más de 3000 kms (Google dixit), el "ardor religioso" y militar debió ser increíble.
Al final nos dejas con la duda de si la foto señuelo llegó a hacerse o sencillamente no la has querido incorporar.
Un abrazo

igoa dijo...

Ay, pobre de mi! Yo no puedo codearme con el amigo Emilio. Asi es que subcribo todas sus ideas. Y, venga esa foto, no te hagas el misterioso.
Bsss

Pilar P. dijo...

Con sólo esa foto de la localidad excavada en la roca, ya dan muchas ganas de hacer ese viaje a Gori... Y, además, con toda la información que nos dejas, muchas más de profundizar (y curiosear) por el 'libro gordo de Petete'... :)

Lo de los ocho guerreros mutilados no debe ser muy agradable de ver.  Escalofriante como bien dices...  Otro tipo de monumento conmemorativo quizá no hubiese sido tan impactante para 'el turisteo', pero la forma de recordarlo, con esas figuras, no me parece muy apropiado. No sé..., es sólo mi opinión.  Es lo que hubiese comentado nada más verlas en directo.

Me gusta ese túnel de escape...  Lo provecharé para salir y esperar a tu siguiente ''parada y fonda'...

Besotessss