1 de marzo de 2014

Victoria Falls Bridge


El puente de las Cataratas Victoria (Victoria Falls Bridge) era un puente en arco parabólico que atravesaba el río Zambeze, muy, muy cerca de las Cataratas Victoria, que servía de frontera entre Zambia y Zimbabwe.
El puente, diseñado por G. S. Hobson, era una construcción de hierro al estilo ‘eifel’ que pretendía ser parte de una vía férrea de El Cabo (Sudáfrica) a El Cairo (Egipto), un proyecto siempre en mente de Cecil J. Rhodes -patriarca de Rhodesia, antigua denominación de los, ahora, países limítrofes divididos- aunque nunca lo llegó a ver.
El principal arco del puente se unió el 1 de abril de 1905. Cuentan que las dos vigas centrales del arco estaban en su lugar para la puesta de sol del 31 de marzo, cuatro meses después de haberse levantado los postes extremos. Aquella noche, al superponer las vigas, sobraba alrededor de 1 ¼ pulgadas, y no podían ser clavadas en su lugar, para decepción de los trabajadores. Cuando el trabajo se inició a la mañana siguiente, se encontró que el puente se había contraído en la noche en la medida exacta de 1 ¼ pulgadas. Las dos vigas centrales habían caído en su lugar, y encajaba perfectamente.
La ceremonia de apertura tuvo lugar el 12 de septiembre de 1905. Fue inaugurado oficialmente por el profesor George Darwin, hijo de Charles Darwin y presidente de British Association (aunque según se decía en una pequeña exposición al lado del puente, George Darwin era ‘grandson’ (nieto) del famoso Charles Darwin. No sé). Los titulares de los diarios de entonces hablaban del ‘puente de un solo ojo más grande del mundo’.
-Inauguración del puente (fotografía de una fotografía)-

Hoy en día, es uno de los sitios preferidos para hacer “bungee jump”. O ‘puenting’, con se llama algunas veces.
Impresionaba ver a aquella mujer, entrada en años [fotografía pequeña], lanzarse al vacío con la tranquilidad en los pies y sonrisa en los labios.
¡¡Cosas ajenas al famoso Rhodes!!.
Si levantara la cabeza ¿él mismo se lanzaría?.


Copyright © By Blas F.Tomé 2014

6 comentarios:

Carlos el viajero dijo...

Impactante el puentecito. A mi también me encantó, como cualquier obra pública de época hecha con hierro forjado.
Como bien dices, no hubiera estado mal que Rodhes hubiera probado el puenting en su dia, pero con hilo de palomar. Pero ya que no pudo ser, el Mugabe es otro que lo podía intentar. Su pueblo lo agradecería.

Trasindependiente dijo...

Me parece que Rhodes solo se lanzaría desde el punete si pensara que eso le acercaría a lo único que verdaderamente le importaba: el oro o los diamantes.

Gracias y saludos.

Mark de Zabaleta dijo...

Realmente impresionante !

Magnífica visita guiada...

Gracias

NuriaNómada dijo...

Pues que quieres que te diga, Rodhes podría haberse lanzado pero sin cuerda, y hubiera ahorrado episodios negros a la historia.

Me alegro de saber más detalles de tus experiencias allí, y de compartir con el viajero insatisfecho el privilegio de estar sobre y bajo ese puente. Deduzco que no te tiraste...yo tampoco. Besos africanos, tendiendo puentes.

PD. por cierto, estoy leyendo sobre Sudáfrica, la biografía de Mandela, te la recomiendo.

Paco Nadal dijo...

Vale, vale, pero...¿te tiraste tú por el puente? Jajajaja, si no, no vale. (te confieso que yo tampoco lo hice. Me he tirado dos veces de un puente porque lim exigía el guión pero juré que nunca mais)
En cualquier caso, solo atravesarlo y ser consiente de su historia justifica el viaje.
Tenemos pendiente una aventura cervecera en Andrés Mellado, ¿ok?

fernandomaria dijo...

Me encantaría vivitar el puente y las cataratas Victoria, pero de lo que estoy plenamente convencido en que no haría sería "puentimg".
Gracias por la curiosa explicación que dejas del puente.
Un abrazo, Blas.