15 de diciembre de 2013

¿Alpacas o vicuñas?


Era (y sigue siendo) difícil diferenciar a lo lejos en la puna alto-andina a la alpaca, la llama, el guanaco o la vicuña, y esta pregunta era muy recurrente en determinadas excursiones por el altiplano peruano. La puna es un territorio andino hosco, un herbazal de alta montaña y pastizal de áspero alimento para esta fauna local. Suele albergar muchas plantas endémicas y distintivas que han evolucionado en respuesta al clima de montaña, frío y soleado.
Cuando el bus paró en lo alto, la mente del mochilero pensó en un paraje inhóspito, y la 'rasca' que venía de las cercanas montañas heladas quitaban la inspiración. Allí, como en personal parcela, se movían estos cuatro animales andinos.
La llama y el guanaco eran los más grandes y, de la primera, decían que se caracterizaba por ser rústica, versátil, tímida, mansa, dócil y por reconocer fácilmente al dueño.
La alpaca era de tamaño mediano y no se utilizaba como animal de carga. Mientras, la vicuña era el más pequeño de estos camélidos.
Después de explicaciones más o menos concretas, el viajero insatisfecho al divisarlas entonces pastando en la lejanía en el altiplano, y ahora viéndolas en una foto, siempre se pregunta ¿son llamas o alpacas?. Quizás las dos más difíciles de diferenciar. 
¿O serán vicuñas?.
Con la distancia del tiempo transcurrido cree recordar que las vicuñas eran complicadas de encontrar y las alpacas eran las más explotadas por la gente local para enternecer al turista. Tiernas, sencillas, casi de peluche, y admitían caricias y arrumacos.
Las de las fotografías -tomada a una altura aproximada de 4.500 metros, camino del valle del Colca (Perú)- deben ser alpacas.
Copyright © By Blas F.Tomé 2013

7 comentarios:

NuriaNómada dijo...

Nada, que diferenciar llamas, guanacos, alpacas y vicuñas, pese a tus detalladas explicaciones sobre los camélidos, resulta difícil para mis ojos urbanos y occidentales. Sobre el terreno también me costó diferenciarlas y las confundía.

Se nota la "rasca" en tus fotos de picos nevados y montaña de altura.
Es un poco pronto pero te deseo felices fiestas manchegas. Y besos hasta tu altiplano.

Trasindependiente dijo...

Que sí, que sí, que son alpacas. Yo también anduve devanándome los sesos por allí para diferenciarlas, aunque no quería encariñarme mucho con aquellos animales porque también me los comí.

Gracias y saludos.

Mark de Zabaleta dijo...

Una interesante distinción...que nunca me hubiese planteado. Me limitaba a hacer la diferencia entre churras y merinas!

Felices Fiestas
Mark de Zabaleta

Anónimo dijo...

Feliz Navidad, compañero!!! Aunque me malicio que a ti eso de la Navidad te la trae al pairo. En cualquier caso… feliz año también. Que sigamos leyéndonos y viajando. Ah… y da igual si son churras o merinas, jajaja

Paco Nadal dijo...

Ostras… ahora me ha borrado el comentario anterior. Hoy no es mi día. Pues nada que te deseaba felices fiestas y muchos viajes el año que viene. Y que sigamos leyéndonos, compañero!!!

efurom1 dijo...

Vicuñas, descartado. Y entre llamas y alpacas este viajero de salón se inclina por llamas...pero no me hagas mucho caso. Ni a tres metros sabría distinguirlas :)
Un abrazo: emilio

fernandomaria dijo...

Pues si tú, que estuviste en aquellas tierras no las distingues bien...Mientras te leía me venía a la mente el libro de "Lituma en los Andes" de Vargas Llosa en el que se habla de estos animales.
Un abrazo, Blas.