19 de noviembre de 2013

¿Qué estoy haciendo aquí?


“¿Qué estoy haciendo aquí?”. Pregunta que cualquier viajero se ha hecho, siguiendo -sin saberlo- la pauta que marcó Arthur Rimbaud, en Harar (Etiopía), que hizo famosa esta sencilla frase entre aventureros. Al menos el viajero insatisfecho se la ha hecho en algunas recaladas en lugares de algún lejano país.
“¿Qué estoy haciendo aquí?” se preguntaba sobre las diez de la noche, sólo, delante de unos espaguettis a la boloñesa, o algo parecido, con una cerveza “La Beninoise” al lado, la ciudad norteña de Natitingou (Benín) al fondo, con escasas luces (fotografía) y en silencio, solo roto por algún que otro bocinazo de los pocos coches que a esa hora circulaban. Era 31 de diciembre (Noche Vieja) y acababa de llegar a la ciudad después de un cansado día de bus y baches.
Las tiendas de antigüedades de Addis Abeba (Etiopía) estaban llenas de mercancías, tanto tesoros empolvados como imitaciones sucias. Cruces de plata de todos los tamaños (la cruz de Lalibela, la cruz de Aksum,…), pinturas de tela robadas de iglesias ortodoxas etíopes, viejas y gruesas biblias amáricas con ilustraciones pintadas a mano, iconos y rosarios; coranes, cuentas de ámbar [Etiopía es mixtura de religiones, se mezclan ortodoxos con musulmanes o animistas], brazaletes y escudos de marfil. Artículos de madera y cuero de todas las tribus del país; taburetes muy elaborados, reposacabezas de madera maciza del valle del Omo, lanzas, escudos, postes funerarios de los konso; platillos para los labios de las mursi o taparrabos. Rodeado y acorralado por todos estos y otros cachivaches el mochilero se preguntaba “¿Qué estoy haciendo aquí?”.
Abandonaba aquella noche, de madrugada, Antananarivo (Madagascar) rumbo a casa cuando se percató que le habían robado en la habitación de aquel nauseabundo hotel los últimos ‘meticales’ (moneda del país) que le quedaban para llegar al aeropuerto. ¡Malditos!, bramaba al vigilante (¿vigilante?) nocturno del hotel.
¿Qué estuve haciendo aquí, durmiendo en este antro inmundo con vigilantes ladrones o de pacotilla?.
Copyright © By Blas F.Tomé 2013

7 comentarios:

Trasindependiente dijo...

Ah, la gran pregunta. Una pregunta que me parece nos hemos hecho cualquiera en situaciones que nosotros mismos hemos buscado por exigencias del viaje. Pero me parece que esa pregunta es más dura cuando se hace en la vida cotidiana, y yo me la he ehecho alguna vez. Quizá la respuesta sea el viaje.

Gracias y saludos.

IGOARINON dijo...

"aqui"?
Eso es, amigo Blas, Que hacemos AQUI? Con o sin cerveza beninera, con o sin cruces etiopes o vigilantes desojados malgaches...
A este AQUI nos trajeron sin consultarnos. A los otros "aqui", como dice el amigo Trasin, es mas facil responder. "Normalmente" nos lo buscamos. Y digo "normalmente", que a veces el Destino nos hace guinos enganosos.
Besos desde este "aqui" medio elegido. Jajaja!

efurom1 dijo...

Menuda preguntita, Blas. No creo que Rimbaud fuera el primero que se la hiciera en Harar, ni que "el insatisfecho" sea el último.
Además, las nochesviejas son muy propicias para este tipo de preguntas.
¿Era vigilante o actor?
Un abrazo: emilio

NuriaNómada dijo...

Aquí o allí, la cuestión es qué hacemos en este mundo. Viajar también es una forma de buscar respuestas.
Harar no me parece mal lugar para estar y para celebrar la nochevieja. A ver qué haces este año.
El riesgo de los raterillos existe en cualquier lugar, al final todo es cuestión de suerte. También me robaron en África hace años.
Besos, desde aquí.

Paco Nadal dijo...

Excelente manera de mezclar Benín, Etiopía y Madagascar en un post de un folio de extensón. Le deberías de dar clases a algunos periodistas, jajaja. Un abrazo, campeón. Yo también me pregunto a veces, ¿qué hago yo aquí?

efurom1 dijo...

Hola Blas: He visto esto y me he acordado de tí: http://www.gabinetecomunicacionyeducacion.com/noticias/periodistas-aventureros-y-estudiantes-debaten-sobre-viajes-y-comunicacion#.UpcSEUFVl5E.facebook

Anónimo dijo...

“¿Qué estuve haciendo aquí, durmiendo en este antro inmundo con vigilantes ladrones o de pacotilla?.
Llámenme loca pero yo sabía que lo había visto. Primera del singular, en vez de la tercera a lo que estamos acostumbrados... Será que el guión lo exige, como para desnudarse en los sesenta, pero es.
Es la última frase y, al hacer el corta y pega veo que te saltaste las comillas del final. Si, estaba bastante bien liado el tema, pero creo que, al final, salió el dilema a relucir, entrecomillado a medias, que es como un 'quiero y no puedo' (Otro pequeño dato: en vez de las comillas normales y corrientes sueles usar el acentito derecho, supongo que para evitar esfuerzos.
No tengo ni idea de lo que hacemos, ni aquí ni allá, la verdad, en los mejores momentos, supongo que es un intento de respirar más hondo un aire diferente ¡Qué sé yo! Un 'me muevo...luego existo' por resumir.
Lo de que te roben en el intermedio ya 'joribia' un poco más.
'Non solum... sed etiam... que diría Cicerón... mi ordenador dice que fallará inmediatamente. Es un ordenador, no es una computadora, muy masculino él.
Espero, deseo, que el falliure que amenaza no sea más que una amenaza y funcione unos días más.
Y me voy a dónde sé lo que se puede hacer a estas horas locas, hijo... al catre, pero que conste que vi primera persona del singular.
Besos prevacacionales (palabro que creo me acabo de inventar porque sale en rojito).