31 de enero de 2013

Los tejedores del palacio real de Glele/Benin


El viajero insatisfecho como avezado, pero frustrado, periodista de investigación no tiene precio, y lo dice sin ánimo de vanagloriarse. Él sólo, sin ayuda de nadie, careciendo del olfato de Sherlock Holmes y la intuición de Hércules Poirot y sin recurrir al guía local descubrió, aunque parezca raro decirlo así, la senyera con la que se 'ahorcará' Artur Mas.
Dos hábiles tejedores, con sus tradicionales telares, urdían sin descanso y con maestría la gran senyera. Pero la gran curiosidad, o gran descubrimiento, fue que la estaban trenzando en el patio exterior del palacio real del antiguo rey Glele de Abomey, reinado anterior a la dominación francesa, que sometió a los reyes locales. Allí, en los portales donde esperaron los súbditos antes de ser recibidos en audiencia real, se estaba maquinando un proceso secesionista.
La gran mayoría del pueblo de Benín pertenece a la etnia ‘fon’ y hablaban el ‘fon’ y el francés. Pero había otros muchos pueblos como los ‘yoruba’ que ocupaban el centro; los ‘tofi’, del lago Nokoue; la etnia de los ‘taneka’, aún con taparrabos, representaban a ese África que se resistía a cambiar; los ‘somba’ del noroeste que se extendían además por el país vecino, Togo [separados como consecuencia de las divisiones coloniales hechas a principios del siglo XX con el proceso de independencia]; los ‘fulani’, aún nómadas, compartían su territorio con varias etnias más, aunque la más importante es la ‘bariba’ que significa ‘pagano’; los ‘songhay’ que ampliaban su expansión a Nigeria y, como no, los ‘gurma’, originarios de Burkina Faso. Todos estos pueblos, y muchos más, con rituales diferentes, religiones diversas y lengua o estatus sociales distintos estaban bajo la bandera y gobierno de Benín. 
Y no pasaba nada. 
Cuando un extranjero preguntaba algo en francés, todos los que lo supieran contestaban en el idioma galo.
Uno, no supo si ‘fulani’, ‘fon’ o ‘somba’, se rió -a 5.000 kilómetros de distancia de España- ante este mochilero del problema diferencial entre Madrid y Barcelona y la actitud secesionista de Cataluña que conocía de manera somera.
Riámosnos también todos con mucha, muchísima ironía y respeto.

Copyright © By Blas F.Tomé 2013

9 comentarios:

Trasindependiente dijo...

Si es que hay algo que algunos sabemos y que está prohibido decir en público: en la sonrisa de un habitante africano de aquellos que parecen existir entre el pasado y el futuro, pero que son el mejor símbolo del presente, está lo que podría ser una forma de vida posible (no como la actual).

Me lo he pasado estupendamente imaginando todas esas tribus mezcladas alrededor de una bandera (a mi las banderas me parecen todas igual de repugnantes).

Gracias y saludos.

efurom1 dijo...

Ja, Ja!Con ironía y respeto me río, Blas, de las cosas que se te ocurren sobre la senyera y Mas...
Por cierto, tú no tienes abuela, ¿verdad?
En cuanto a ese trauma investigativo que padeces, sólo te puedo decir que no hay mal que por bien no venga: Las noticias de estyos últimos días señalan que los recortes en investigación harán emigrar a muchos de ellos. ¿Sería el tejido de senyeras en Benin un buen destino?
Un abrazo!

fernandomaria dijo...

Cuando se quiere se puede convivir, eso está claro. Y cuando no se puede armar el cirio,como ocurre por este país. Nada más vi la foto pensé en la senyera, luego tú le añadiste el resto.
Gracias por enseñarnos cosas del continente vecino, tan diferente y siempre tan castigado.
Un abrazo, Blas.

IGOA dijo...

Atencion, amigo Blas! Que no se juega con las cosas de comer...
Que sigan, que sigan dandole al telar en el sacrosanto palacio (?)
Y entre todas las tribus, cual era la dominante? Quienes eran/son los esclavos? Porque los dioses siempre quieren que algunas de sus criaturas sean siervos o esclavos de los elegidos.
Me has hecho recordar al Holande en la ciudad santa de Tombuctu hablando al pueblo"liberado" por sus antiguos opresores...
Parece que no estan de acuerdo con el dictado de la sharia...
En fin, tu sabras mas.
Besos

V(B)iajero Insatisfecho dijo...

Hay que 'pringarse' [comprometer a alguien en un asunto ilegal o de dudosa moralidad] ¿no?. ¿O sólamente tienen derecho a 'pringarse' los políticos?.
[A desalambrar, a desalambrar, que la tierra es nuestra, tuya y de aquel....].

Pilar dijo...

Volveré, viajero!
Es que me has dejado sin palabras, y con los OJOS como platos!! (O_O) (No hay emoticón que lo ilustre, jejé!)
BesOs
Pilar

Pilar dijo...

Con los ojos más 'relajados', ya vuelvo, Blas.
Supongo que aún no te habrás recobrado del descubrimiento, en 'solitario' de la bandera. Y no es para menos, 'Sherlock'! ya imagino los OjOs que pondrías tú al ver lo que tejían los tejederos... (y no precisamente 'a cuadros')

'Viajero-insatisfecho', con la cantidad de 'brotes verdes' de corrupción, que nos salen todos los días (cual setas, muy estiradas y muy dignas..), podrías poner una agencia de investigación y el que te forrabas (pero legalmente) serías tú.

Querido mochilero:'Desalambremos, desalambremos..., que no hay que poner puertas al campo'.

Un abrazo.
Pilar

NuriaNómada dijo...

El periodista de investigación no tiene precio recogiendo los guiños del viaje.
¿Las comprarán allí?
Me gusta la diversidad. Benín es un buen ejemplo de eso, con tantas etnias. Siempre digo que mejor sumar que no restar. Y cómo era aquello, ni dios, ni patria, ni rey...Un petó i un somriure.

fernandomaria dijo...

También soy partidario de sumar, y en estos tiempos que corren...Por lo que se ve en la foto la "senyera" era de proporciones considerables. Estos políticos...
Un abrazo, amigo Blas.