7 de octubre de 2012

El espíritu del Rey de Reyes / Etiopía


-Catedral de St. George / Addis Abeba-
Haile Selassie fue coronado el 2 de noviembre de 1930 en la catedral de St. George, de Addis Abeba. La coronación fue, en todos los sentidos, "el asunto más espléndido" en aquellos años, al que asistieron miembros de la realeza y dignatarios de todo el mundo. Entre ellos, se encontraban el hijo de George V, el príncipe Enrique, y emisarios de Estados Unidos, Egipto, Turquía, Suecia, Bélgica y Japón.
El autor británico Evelyn Waugh también estuvo presente. Si algún lector-blogger quiere conocer su interesante, irónica y brillante crónica sobre aquel evento puede leer “Gente remota”, un imprescindible libro de aquella época, no solo sobre Etiopía sino sobre varios países africanos que recorrió una vez cumplida su misión en Addis Abeba.
Había leído el libro hace varios años.
Desde la parte sur de una empinada y extensa plaza, en aquel momento en obras, subió bajo un sol abrasador este viajero insatisfecho para visitar tan mítico lugar en el corazón del pueblo etíope. Al llegar a la catedral de St. George, con el cuerpo destrozado por una indisposición pasajera (ocurre a veces en los viajes), sólo pudo, por desgana y abatimiento, sacar una fotografía, beber un trago de agua, sentarse un rato para recuperarse y salir huyendo de allí.
El espíritu de Haile Selassie, Rey de Reyes, se había lanzado sobre este mochilero dañando su cuerpo, quizás con el peso de la historia.
Copyright © By Blas F.Tomé 2012

12 comentarios:

IGOA dijo...

A mi este emperador-dios "elegido" por todos los "democratas" de los paises del primerisimo mundo no me hace sonar.
Quien te mando peregrinar a la caza de espiritus?
Paciencia y un beso

IGOA dijo...

No una noche, varias han tenido que pasar para que me ponga en marcha. El libro sobre Mali, que seguro ya lo conoceras, tu sabioafrica.
Bueno:
"Lle devoir de violence" de Yambo Ouloguem. Publicado por "Le serpent a plumes".
http://www.erudit.org/revue/rum/2006/v37/n1/016717ar.html?vue=resume
y si tienes tiempo, te lees el articulo.
Besos

Trasindependiente dijo...

Huyamos, sin lugar a dudas, de esos recuerdos históricos ejemplo del cinismo y la barbarie.

Gracias y saludos.

NuriaNómada dijo...

Pues los rastafaris jamaicanos adoraban a Haile Selassie, el último emperador etíope, siempre me sorprendió esa historia....

Estuve a los pies de esa Catedral de St. George y creo que la historia de Etiopía es apasionante.
Parece interesante ese libro "Gente remota" que recomiendas, tomo nota.
Puede que fuera el peso de la historia lo que notaras ;)
Besos con historia.

gloriainfinita dijo...

Si ese libro fue capaz de llevarte a semejante lugar, indispuesto y todo, será cuestión de leerlo. Creo que lo único que leí de ese autor es lo mismo que la mayoría: retorno a Brideshead.
Está visto que no pierdes ni una ocasión de 'insatisfacerte' (o aparentarlo). A ver... a ver si va a ser que se trata de todo el peso de la historia lo que llevas en la barriga (perdón).
Conste que, una vez más, me has liado con el título porque por 'rey de reyes' tenía mi cabeza a otro personaje. Parece que hay mucho rey de reyes por el mundo.
Besos, Tigre.

Pilar dijo...

Según he leído, dedica más páginas al antes y al después del viaje que al propio "evento" en sí, así que pinta interesante... ¡Oído cocina!...
Siento tu indisposición,BlasFTomé, porque seguro que habrías hecho muchas fotos más..., pero ya se sabe, "donde hay patrón...no manda el viajero";-))
Besotes,rey.
Pilar

yo dijo...

-Bueno, bueno... mi querido ¿qué digo? No, querido es demasiado, queda muy de igual a igual, mejor debería decir ¿qué debería decir?
Venerado no vale, estimado es amado en catalán, tampoco vale y no porque no te ame... a mi maneeeeeraaa, pero podría dar lugar a equívocos.
-Céntrate y díme lo que quieras decir, lianta.
-Pues que le quería yo decir a vuecencia que ya no hay spam en el club en el que nos conocimos.
-Me importa un carajo.
-Ya, Blasín, ya. Pero resulta que ya te consentimos el que no te dignes contestar a nuestros comentarios y, ahora, además, nos haces viajar hasta este pueblo para leerte... es que nos pides muchos sacrificios al populacho, como si 'político elegido democráticamente' fueras.
-Oye, chavala, que yo soy muy libre de publicar donde quiero y lo que quiero.
-Cierto, cierto, Señor Fernández o Don Blas, como mejor guste usted, pero, la verdad, esperaba yo un poco más de comprensión por su parte.
-Que no, que no vuelvo a publicar en el grupo Prisa, hostias, que ya me han hartado.
-Pues, nada, rey, publica pal microchoft, a lo mejor, asín, aprendes algo de inglés.

Va, venga, cabezón, que echamos de menos al de la mochila azul, al de ojitos dormilones y que lo del 'efecto scarlette' ya queda un poco antiguo. No te estires tanto, hombre.

Y, ahora, no te pongo ni el nombre, pa que te jibes.... Lo adivinarás o no, pero siempre te quedará la duda.

V(B)iajero Insatisfecho dijo...

-"yo", no creo que ofrezcas mucha duda que quien eres. Tu nombre no tiene fin y, mucho menos, cuando ejerces de reina del trampantojo.
Contestada quedas, y eso que dices que no practico.
Besos, ¡anda!.

emilio dijo...

¿No te dan envidia viajes como los de Waugh? ¿No te gustaría, Blas, que te enviaran como corresposal -con gastos pagados- a cubrir tal o cual evento en África?
Ese podía ser el punto de partida para después adentrarte en otros vericuetos...y contarlo después en un libro.
No sé, no sé. Me parece que tú sigues prefiriendo tu mochila. Un abrazo: emilio

fernandomaria dijo...

Recuerdo al emperador Haile Selassie,conocido también por "el negus". Era amigo de nuestro dictador, otro que se cría un dios, un enviado.
Un abrazo, Blas.

Paco Nadal dijo...

Lo de Haley Selasie como profeta de los rastafaris del mundo es una de las ironías d ela vida que jamás conseguiré explicarme. Más aún después de mi paso por Sasemene, la tierra prometida que le dio a los rastas del mundo que quisieron emigrar a Etiopía. En fin, otra de tantas incongruencias de la vida. Tenemos pendiente otra(s) cerveza(s), insatisfecho amigo.

Paco Nadal dijo...

Lo de Haley Selasie como profeta de los rastafaris del mundo es una de las ironías d ela vida que jamás conseguiré explicarme. Más aún después de mi paso por Sasemene, la tierra prometida que le dio a los rastas del mundo que quisieron emigrar a Etiopía. En fin, otra de tantas incongruencias de la vida. Tenemos pendiente otra(s) cerveza(s), insatisfecho amigo.