21 de marzo de 2011

Yaviza inundada

-Nueva y futura ubicación del poblado emberá-

Cuando llegó aquel día a Yaviza (Panamá), punto final de la carretera panamericana y comienzo del verdadero Darién, sus gentes acababan de salir de una inundación que les había durado casi un mes.
- 'El 8 de diciembre comenzaron a subir las aguas', dijo la mujer sentada a la entrada de su casa de madera [entonces, era 27 de enero y aún se veían sus efectos].
En aquella población confluían tres o cuatro ríos que padecieron los efectos del cambio climático (¿Qué no?. El tiempo lo dirá) y los yaviceños(?) sufrieron las consecuencias. Toda la ciudad fue evacuada.
Más allá -más hacia la frontera con Colombia- a los poblados existentes, casi todos emberá (etnia predominante en la zona), se accedía en barca/piragua/panga o, a los más cercanos, por angostas trochas llenas de maleza.
Y en una piragua, por el río Chucunaque, se acercó este mochilero a visitar dos poblados emberás que habían sufrido, como no, las bestiales inundaciones. Remontando el río aparecían de manera intermitente pequeños caimanes, tortugas acuáticas, lagartos, perezosos, garcillas y otros animales.
Encontró a aquellas gentes reubicando el poblado y sus pertenencias. El ‘Consejo’ del pueblo de Peña Bijagual había decidido situar sus casas de madera en una pequeña elevación, más alejadas del río. Se afanaban, aquellos días, en el corte de maleza y árboles para convertir aquel asentamiento en digna residencia. Temporalmente, contaban con tiendas de campaña, donadas por los americanos.
- 'Con los ‘gringos’ fuera del país ¿cómo es que siguen enviando ayuda a esos apartados poblados?', preguntó al regreso el mochilero a la dueña del hotel de Yaviza; tímida, siempre con la cabeza gacha, casi a la altura de sus exprimidos pechos.
- 'Pero si están por todos los lados', le contestó la señora sin levantar la mirada.
La frase, tan bien traída, la había oído el viajero insatisfecho en otro contexto.
No sabe dónde.



Copyright © By Blas F.Tomé 2011

4 comentarios:

Carlos Mtez. Ortolá dijo...

A veces me pregunto las razones reales por la cual no se ha enlazado la Panamericana desde Yaviza hasta Turbo en Colombia.
Esta claro que el haberlo hecho hubiera supuesto la destrucción de esa zona selvática y esa excepcional reserva biológica .Pero se ha demostrado en otras ocasiones que cuando hay razones económicas por medio nada de eso importa.
Excelente rincón panameño para ójala algun día conocer.
Gracias por tus relatos

Carlos Martinez

Elefanteblancoster dijo...

Vaya, vaya... Compruebo que esa señora sabe bien lo que dice. Siento mucho lo de las inundaciones, aunque me imagino que estarán acostumbrados por allí, y espero y deseo que la famosa carretera nunca hiera aquel lugar.

Muchas gracias y un abrazo.

Anónimo dijo...

felicidades por tus aportes

Anónimo dijo...

ESTOY SATISFECHA A LA VERDAD POR TUS APORTES ,Y ME DA FUERZAS PARA TRABAJAR CADA DIA MAS FUERTE POR AQUELLOS QUE NOS NECESITAN .
CONOSCO PANAMA Y SE QUE ES UN PAIS BONITO QUE BALE LA PENA CONOSERLO.

OS ANIMO PARA QUE LO VEAIS.ANIMO


UN FUERTE ABRAZO