31 de mayo de 2010

La monja loca

La influencia del castellano en Filipinas se mantiene, de manera muy comedida, pero se mantiene en algunos detalles. El peso del inglés fue tan fuerte allá por ‘el 1900’ que apartó al español de aquellas lejanas islas. Hay quien cree, entretanto, que fue más por culpa de la falta de empeño que pusieron los colonos españoles de entonces, intoxicados por defender la religión y las jerarquías de poder.
Hace poco la (casi ex) presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal, recibió el Premio Internacional Don Quijote de La Mancha 2009, que compartió con el escritor Mario Vargas Llosa ¿Qué estaría impulsando la líder filipina para hacerse merecedora de este Premio? Pues, introducir la enseñanza de la lengua española en los planes de estudio nacionales. Cuando este viajero insatisfecho leyó en los medios de comunicación la noticia, recordó esta fotografía que sacó un lejano día en su visita a ‘Intramuros’, en Manila.
Casas o palacetes en esta antigua zona de la ciudad, que con el empuje, en su momento, de la entonces presidenta Cory Aquino, han podido mantener, o mejor, recuperar el antiguo sabor de poderío español. En uno de aquellos edificios estaba “La monja loca, Store”, pequeña tienda llena de artículos que iban desde camisetas, bolsos, posavasos, viejas postales y variedad de objetos pop y muy kitsch.
No supo quien era el propietario. ¿Alguien sabe el origen de este estrambótico nombre?.
Se admiten sugerencias.

Copyright © By Blas F.Tomé 2010

No hay comentarios: