27 de enero de 2008

No todos los caminos llevan a Roma

El Parque Nacional Tortuguero, en Costa Rica, fue un delicioso lugar para este viajero insatisfecho.
A veces él mismo se asombra de lo despistado que puede estar en un país, cuando se trata de ir a un lugar previamente decidido. Señala en el mapa, quizás, una ciudad cercana a donde piensa dirigirse. Y allí, sin más, se encamina. Pero, sobre todo, cuando los parajes son complicados “no todos los caminos llevan a Roma”. La proximidad puede no ser el lugar ideal para lanzarse al descubrimiento de un territorio cercano insensible al caminante o viajero. A veces dependerá de las lluvias; a veces, de la época turística; otras, dependerá de la propia naturaleza que cortará el paso. No siempre se llega en el primer intento.
Pero fue divertido, una vez descubierta la ruta, lanzarse con un bote a motor (de caro alquiler -otro paisano local insensible a las miserias de este mochilero-) por la multiplicidad de canales que atraviesan el Parque y que brindan al visitante una oportunidad única de conocer la exuberante flora y fauna de la zona.
Las tortugas que desovan en sus playas no las vió. La época no era propicia. Pero si se relajó en medio de esa inmensidad natural con mezclas de agua salada y agua dulce cristalina, perfectamente diferenciadas; observó incrédulo y silencioso a un colibrí explorando las flores de un pequeño arbusto, y escudriñó entre dos luces varios estrechos canales en una silenciosa piragua. Apreció la diversidad de animales que moran allí.
Preciosos amaneceres.
Amaneceres de monos cariblanca, manatíes, tapires, zopilotes, oropéndolas de Montezuma, gavilanes cangrejeros, jaguares, nutrias, perezosos de tres dedos, murciélagos pescadores, pecaríes, mapaches, y más, y más,………., y más.

5 comentarios:

Mar Sanfrancisco dijo...

Precioso encuentro con tanta naturaleza Blas.

Una vez una amiga y yo de regreso a casa (Plaza Roma), íbamos comiéndonos unos helados y éramos tan felices que no nos importaba que camino tomar...nos perdimos...pero nos dio igual, yo le dije "no te preocupes que todos los caminos llevan a Roma"...y seguimos bromeando y riendo asta que llegamos a la Plaza Roma, no se como pero llegamos.
A veces es bueno dejarse llevar, cuando caminas sin preocupaciones y disfrutando de lo que haces, por que el final no se si llegaremos a Roma o a Paris… pero que te quiten lo bailao.
Un besote.

LaIsla dijo...

De lo más relajado se te ve en la foto. Cualquier camino es bueno si nos lleva con una sonrisa. Un beso

conquense dijo...

"Seco", si te hubiesen puesto una mulata caribeña con unas buenas nalgas y hermosos pechos "cornicabra" en mitad de ese laberinto de canales no habrías tenido ningún problema en llegar a "Roma" para babosear sus encantos, es decir que "todos los canales llegan a Roma", ¡o no!, perezoso de cinco dedos con "rabo de alhelí".
SER

narcisodelrio dijo...

Te se ve muy feliz y a gusto en la foto amigo Blás.

CONQUENSE dijo...

"Seco", por San Blas la cigüeña verás, aunque no en tu caso porque te odian esos animales.
Feliz día onomástico, te tocará invitar a todo tu aren.
SER