12 de octubre de 2021

La zona de Svaneti / Georgia

Las torres de los svan, en Mestia

Necesitó el Google Map, una vez en la localidad de Mestia, en Svaneti (Georgia), para encontrar la Guesthouse Mon Amie que había reservado por Booking. La incomunicación fue absoluta con las dos o tres personas a las que preguntó y se dio cuenta que el idioma iba a ser una gran barrera. Anochecía cuando el viajero insatisfecho descendía de la marshrutky que le traía de Zugdidi, a donde había llegado en similar vehículo desde Tbilisi o Tiflis. Esta zona era el antiguo territorio de los temidos svan, y tan remota que ningún gobernante había querido conquistar. En la actualidad, aun siendo transitada por turistas, seguía con su mística belleza.

A parte de esa característica de zona remota del Cáucaso, tenía sentido visitarla por las famosas torres de defensa (koshki) de los svan. Una de las primeras instantáneas desde la marshrutky, al llegar a la zona, fue para las koshki que aparecían a lo lejos: imponentes, austeras, antiguas y soberbias. Sobresalían sobre las edificaciones más altas de Mestia como verdaderas torres de vigilancia, aunque era difícil explicarse el por qué algunas de ellas estaban tan juntas. Fueron diseñadas para proteger a los lugareños de las invasiones y contiendas locales. Se debe tener en cuenta que hasta hace poco Svaneti era conocido por las venganzas de sangre entre sus habitantes y vecinos.

Picos gemelos del monte Ushba
'Torre del amor', en la ruta hacia Ushguli

Durmió contundente aquella noche en la guesthouse, después de un viaje tan largo (en tiempo) desde Tiflis, pero al amanecer no demoró la inspección de calles y de varias koshki que tenía cercanas, admirando su conservación ya que la mayoría de ellas fueron construidas entre los siglos IX y XIII. En la base de una de ellas, comprobó la existencia de un establo con ganado, en otra, una guesthouse se arrimaba a la torre, pero todas ellas ocupando en el paisaje una imagen de contraste.

La marshrutky a la que se subió también a primeras horas de la mañana para conocer el pueblo de Ushguli, a unas dos horas, transitaba por espectaculares valles llenos de natural belleza. En el trayecto, paró un rato para así fotografiar los espectaculares picos gemelos del monte Ushba (4.710 metros), a las espaldas de Mestia; para visitar una solitaria torre a orillas de un río, que apodaban ‘Torre del amor’, y para permitir que varias máquinas trabajaran en la mejora de la carretera que nos llevaba a Ushguli. Bellas montañas a los lados cargadas de agreste vegetación y ríos que bajaban con fuerza por los diversos valles (de uno se pasaba al otro), conformaron una bonita experiencia visual.

Ushguli, bajo el glaciar Shkhara

El pueblo de Ushguli estaba situado en lo más alto del valle de Enguri, bajo el macizo nevado del monte Shkhara (5.193 metros), el techo de Georgia. Un lugar fascinante. Esta pequeña población tenía 40 antiguas torres svan, que conformaban un conjunto mágico bajo la protección del famoso glaciar; se componía de un conjunto de casas, con techos de pizarra, y unas calles embarradas y llenas de ganado sesteando o simplemente rumiando su buche lleno de hierba de las laderas. En uno de los laterales del poblado, en lo alto de un cerro estaba la torre de la reina Tamar, evocadora torre por lo genuino del poderío de aquella mujer en una determinada época.

Paseos por unas calles con subidas y bajadas, entre piedras y barro completaron la jornada. Había llegado la hora de un kubdari, comida típica de la zona, y del regreso a Mestia.

Copyright © By Blas F.Tomé 2021

2 comentarios:

Pilar P. dijo...

'El idioma iba a ser una gran barrera', eso dices casi al principio del post y eso ha sido lo que yo me he preguntado también desde el principio de tu viaje..., como 'saltaste esas 'altas barreras', casi tan altas como las torres de los svan...   Impresionantes verlas en la fotografía, me puedo imaginar allí mismo, y enclavadas en ese paisaje envidiable, con sus siglos de historia y en tan buen estado de conservación, por lo que dices...

¿No sentiste curiosidad del porqué se llamaba 'Torre del amor', imagino que tendrá su historia...

Los picos gemelos espectaculares vistos así, desde aquí, me pregunto si tendrán también la misma altura...  Sería ya algo asombroso. ¿No te animaste a la subida? :))

La vista que nos dejas del pueblo de Ushguli es preciosa. Bellísima!! Mi reacción al verla ha sido decir: -'guauuuu'- (@_@)
Me ha hecho pensar en esas pinturas (cuadros) con paisajes de pueblos de montaña.  Seguramente, también habrá sido inmortalizado así...

Besotessss, viajero.


efurom1 dijo...


Supongo, Blas, que la marshrutky es una especie de moto...¿tal vez con sidecar? No me extraña que hayas tenido que utilizar el Google maps en una región tan remota (yo lo utilizo para ir a Córdoba o Málaga, por ejemplo, pero no siempre con resultados satisfactorios).
Tan remota me parece la región que como la descubran los productores de Juegos de Tronos o de las obras de Tolkien van a invadir estos parajes con su legión de actores y acompañantes...
Las fotos me gustan todas, pero sobre todo la primera y la última.
Un abrazo