1 de abril de 2014

La otra artesanía africana

En la artesanía africana, que todo el mundo conoce, hay muchas muestras de arte incorporado a la vida cotidiana, siendo fácil encontrar en las viviendas africanas objetos de arte, pinturas o esculturas, luego adquiridos por los viajeros para decorar interiores y exteriores. Han sido los objetos y utensilios de la vida diaria, los elementos donde el africano manifestaba la creatividad artística. Con el avance del turismo, esos artículos se han repetido y repetido, elaborado y elaborado, decorado y decorado hasta la saciedad. Todos conocemos los batik, o telas pintadas de colores naturales; las cestas, arte antiquísimo en África, elaboradas -normalmente por las hogareñas y trabajadoras mujeres- con funcionalidad y bellas formas y colores; bandejas, cuencos y utensilios domésticos, por lo general de madera, también de calabaza; las esculturas de madera, estilizadas, finas y pulidas, o las bellas reproducciones de hipopótamos, jirafas o elefantes. Creed al viajero insatisfecho que estas últimas son, en todos los países, las mismas, esculturas estilizadas y pulidas, trasladadas sin fronteras de país a país. Siempre dice, en tono crítico, elaboradas por los chinos y, por consiguiente, malas.
O eso sospecha.
Pero hay otras, las que se encuentran en los mercados locales que nada tienen que ver con la llamada del turismo, sino que son utilizadas por humildes personas o las más tradicionales tribus y pueblos, en lejanos poblados selváticos o en los áridos peregrinajes por los desiertos.
Aquí van dos ejemplos de la otra artesanía africana, lejos de objetos tradicionales y arraigados en la cultura de una determinada tribu:
Cubos de goma, confeccionados (y cosidos con esmero) con las cámaras de las ruedas de grandes camiones, apropiados para sacar agua de un pozo y transportarla a lomos del camello hasta los lejanos hogares. La foto está tomada en el mercado de la ciudad de Malanville, Benin, en la ribera del Níger pero, también, aledaña al desierto.

Sandalias 'a lo nike’, recortadas con destreza de las diferentes capas de las llantas de vehículos pesados (¡¡Nike, son Nike!!, les dijo en broma este mochilero a los artesanos que las trabajaban. Respondieron con gestos, risas y alegres expresiones en su idioma local). La foto está tomada en Chipata, Zambia, en la frontera con Malawi.


Copyright © By Blas F.Tomé 2014

4 comentarios:

Trasindependiente dijo...

La inventiva artesana y africana no cesa y es extraordinario conocerlo de tu mano. Y por supuesto es mejor que la artesanía "chinotribal", pero algo se ha perdido por el camino, me parece.

Gracias y saludos.

IGOA dijo...

Las "chinoserias" estan a la orden del dia. Quien las encarga? Quien las distribuye?
Yo apuesto por un resurgir de la VERDADERA ARTESANIA, con el apoyo de consumidares conscientes.
Y eso lo conozco de primera mano! "Los turistas" avezados buscan chollos, piezas de artesania a precios irrisorios.
Como si eso fuera posible sin esclavizar a sus productores...
Besos
Ah! Esas "Nike" me asquean.

fernandomaria dijo...

Digamos que se trata de la artesanía del África más profunda, no la del turismo. Me quedo asombrado de lo bien recortadas que están las sandalias.
Un abrazo, viajero.

Carlos el viajero dijo...

ES cierto lo que dices sobre el batik o los "sourvenirs" que parecen los mismos y que van de país en país.
A estas sandalias al menos se les ve su elaboración manual y el efecto de la reutilización al recurrir a los neumáticos. Simbolito de Nike aparte.
Saludos