21 de febrero de 2014

La danza del leopardo, de Lieve Joris

El libro “La danza del leopardo” le acompañó al viajero insatisfecho en el reciente viaje a Zambia, territorio limítrofe del país que tan bien describe la escritora belga. Lo leyó con pasión en sus horas muertas, antes de dormir, en el merecido descanso después de cualquier largo paseo o delante de una cerveza ‘Mosi’ en el bar del hotelucho.
Los niños soldados de Kabila acaban de entrar en Kinshasa, la capital de la República Democrática del Congo. Mobutu, el presidente, ha huido, igual que todo el que puede. Salvo Lieve Joris, la autora, que se interna en el país, viviendo experiencias que cuenta con cierto desparpajo aunque desgrana, y bien, la zona visitada y desentraña, y bien, la problemática del país. Navega en barcos a punto de naufragar, recorre pistas cubiertas de barro, habla con todos. Visita las provincias del norte, del este y el sur, y plasma un retrato cercano a la realidad de este caótico y esperpéntico país.
El Congo se precipita a una vorágine de muerte y violencia, es un país desvalijado, sin dinero, presa del caos. Y sin embargo, siempre, la vida intenta hacerse un hueco.
Una historia para entender mejor el mundo. En concreto, el Congo, uno de los países más problemáticos de este bendito mundo.
Puede que lo peor esté por llegar.
................................................................
Ficha bibliográfica:
Joris, Lieve. La danza del leopardo [Traducción del neerlandés de Goedele de Sterck]. Revista Altaïr, S.L. Badalona, 2013.
Copyright © By Blas F.Tomé 2014

5 comentarios:

Mark de Zabaleta dijo...

Como bien dices...puede que lo peor todavía no haya llegado!

Saludos
Mark de Zabaleta

Trasindependiente dijo...

Un extremo actual y verídico como es el Congo puede que nos ayude a comprender las contradicciones en las que basamos eso que se suele llamar civilización. Lo peor y lo mejor está por llegar, como siempre, aunque quizá buena parte de Africa se vaya mereciendo a estas alturas algo más de lo mejor y mucho menos de lo peor.

Gracias y saludos.

IGOARINON dijo...

El Congo, Mobutu...la guerra. Malos recuerdos tengo de ese rufian de catedral y palacios en la Costa Azul.
Me gustaria infinitamente leer este libro, Blas y, hasta me atreveria a pedirte que me lo prestaras. Puedo?
Besos

Carlos el viajero dijo...

Sabía mas o menos lo que pasó y de lo que acarrea hasta hoy ese país. Descocía el libro y se hace interesante su lectura. Eso sí, aunque lo peor no haya llegado, no debemos nunca renunciar a poner el pie en ese hermoso país.

Paco Nadal dijo...

No lo he leído, así que me lo apunto. Gracias por la recomendación