7 de diciembre de 2013

Mandela/Madiba

Ha muerto Mandela, o Madiba como algunos le llamaban. El viajero insatisfecho piensa ahora por qué pasó de puntillas sobre la realidad sudafricana de hace 5 o 6 años. Su viaje era a Mozambique y había utilizado Johanesburgo como ciudad de llegada a la zona. Allí conoció un pelín esa realidad. A la vuelta del vecino país, en Nelspruit, ciudad obligada si se quiere conocer el Parque Nacional Kruger, conoció otro poquito. Los pubs y supermercados en los “mall” eran territorio blanco. Las diferencias económicas entre el rico (blanco) y el pobre (negro) seguían siendo evidentes, varios años después del paso de Mandela por la jefatura de Estado. Había progresos en cuanto a igualdad pero aún faltaba mucho.
Entrada a uno de los "mall" de Nelspruit / territorio blanco

Y recuerda momentos.
Se encaminaba a la Park Station de Johanesburgo en un taxi (más bien una ‘van’ que le había recogido en aquel hotel de mochileros, junto a otros colegas de mochila o petate que se dirigían ‘dios sabe dónde’) para tomar un ‘buseto’ a Mozambique. Los alrededores de la Park Station eran a aquella hora temprana pura Sudáfrica-negra. La circulación era entonces lenta y desde la ‘van’ observaba la viva realidad. Negros, quizás de la humillada raza koisan (más conocidos como hotentotes), vivían en sus destrozadas tiendas de campaña en el medio del seto central de enmarañadas carreteras. Habitaban, unos, en los cobertizos instalados en las aceras, en las cabañas de cartón y plástico, casuchas elaboradas con ingenio y madera; algunos dormían arremolinados como lobeznos; otros, solos y apoyados en los postes eléctricos, todos negros; los vagabundos, algunos tullidos otros desesperados, los desconcertados por la vida, los indiferentes a ella, los venidos de fuera en busca de un territorio ilusorio, todos ellos merodeaban por los alrededores de la Park Station. Uno de los lugares -dijeron- más peligroso.
Las diferencias después del gobierno Mandela seguían (y siguen, cree ahora) existiendo. Pero Mandela consiguió revitalizar la ilusión africana, la esperanza de la nación negra.
¡Viva África!.
Copyright © By Blas F.Tomé 2013

5 comentarios:

IGOA dijo...

Es que yo no creo que los "amos" le habrian dejado tomar el poder tan amablemente si hubiera exigido un reparto mas equitativo de las riquezas del pais.

Consiguio para los negros compatriotas la dignidad como persona, la "igualdad" (hipotetica, como la nuestra, aunque todavia mas disfrazada) ante la ley.
Les espera una nueva lucha encarnizada si no quieren vivir de limosna...

Besos

NuriaNómada dijo...

Blas, me gusta tu final, Mandela consiguió "revitalizar la ilusión africana, la esperanza de la nación negra".
Me dolió su muerte. Fue este mismo año cuando estuve en su casa y en su celda.
¿Has leído "Un arco iris en la noche" de Dominique Lapierre? Te lo recomiendo.

En el presente el problema para gran parte de la población negra es el de las diferencias económicas que describes, el de los "lobeznos" que viven en la pobreza y los que buscaron un territorio ilusorio. Pero hay otros que consiguen salir de eso, comerciantes, oficinistas, trabajadores cualificados, estudiantes...también los vi. Sudáfrica es todos ellos.
Besos para Madiba y para ti.

efurom1 dijo...

Hola Blas: Me ha gustado tu homenaje a Mandela. Más que ciertas crónicas de los grandes medios, que parecen hagiografías.
Aquí nos cuentas tus impresiones sobre los alrededores de Park Station.
No creo que ese "lumpen" haya desaparecido del todo. Espero que haya mejorado esta situación en estos 5 o 6 años.Una explotación durante siglos no se puede resolver en tan poco tiempo. Otros tienen que continuar su labor. Un abrazo: emilio

Trasindependiente dijo...

Sí, queda la esperanza, aunque me parece que la libertad (la auténtica, la que posibilita la vida de todos) anda perdida en Africa y aquí. Más bien tendemos casi todos a convertirnos en hotentotes, aún sin quererlo.

Gracias y saludos.

fernandomaria dijo...

Sentí la muerte de Mandela, un ejemplo de lucha por los derechos humanos. Ojalá que su ejemplo perdure después de su desaparición,una vuelta atrás, no lo creo, supondría un grave retroceso.
¡¡Viva África!!