19 de octubre de 2012

Cuestión de estatus


Una sugerente fotografía.
Siempre le ha parecido al viajero insatisfecho una instantánea retórica, aleccionadora y con mensaje. Ha tardado en dedicarle una entrada porque le parecía más apropiada para un ‘fotoblog’ que para un ‘blog de viajes’.
¿A qué pájaro se le otorgaría el poder?.
Tomada a las afueras de la ciudad de La Palma, en Panamá, hace ya dos años, no describe el viaje ni siquiera el paisaje, analiza -cree- el interior del observador.
Ahí queda.
Copyright © By Blas F.Tomé 2012

7 comentarios:

NuriaNómada dijo...

Esta vez nos traes un instante de tu viaje. La brevedad es sugerente.

Me gustan los grises de la foto, la silueta de las montañas y las aves posadas en los troncos del muelle.
Ay, Panamá y Bocas del Toro...Estoy mirando el sombrero de Panamá que me traje (de Ecuador). Un abrazo,
sittin' on the dock of the bay...una de mis canciones favoritas.

Trasindependiente dijo...

Como Nuria, tengo que resaltar los grises de la foto. Me gusta que sean una alternativa a los famosos azules y verdes marinos. Y eso no quiere decir que piense que tu interior sea gris.

Gracias y saludos.

IGOA dijo...

Sabes? El primer fogonazo ha sido el puerto de Punta Arenas, solo que alli eran unos pajarracos descomunales.
El "pajaro negro" muy solo esta el en su percha alzada dominando a la manada de "blanco-grises", cada uno en su percha subordinada, cada uno bien separado de sus congeneres.
Pero, bajaran, bajaran a tierra y todos juntos picotearan a muerte al inalcanzable.
No?
Besos

emilio dijo...

Pues yo creo que en un blog de viajes puede encajar muy bien esta entrada.
Lo que no entiendo mucho es de "pájaros!" y no sabría decirte si se lo otorgaría a banqueros, políticos corruptos, mafiosos o, sencillamente, a ciudadanos resignados...
Un abrazo: emilio

Pilar dijo...

Se me ocurre aquello de: "Por muy alta que sea la montaña, nunca puede tapar el sol"... Y si no viene a cuento, lo siento!

Inquietante el "interior" del observador, se aprecia, y sugerente, sin duda alguna, la fotografía... ¡Qué buena vista!!!
BlasFTomé, ¿por qué no va iba a ser una fotografía para un blog de viajes? Nos dejas ver con ella mucho más allá del país visitado, nos dejas volar la imaginación...

Me ha gustado mucho tu nuevo "espacio", viajero. Tu mirada... No te lo pienses otra vez tanto.
Besotes. Me voy "volando" a reflexionar a quién... aunque creo que lo tengo bastante claro.

Y, por cierto, ¿conoces a un tal Dr. Santurtun? Médico-dentista de nuestra amiga Igoa... Ayyyy..., jejé!;-))
Pilar



gloriainfinita dijo...

Ahí queda. Ya te habrá costado, ya, escribir el texto, colega.
Para analizar el interior del observador necesitaríamos saber con cual de los pajarracos se identifica. No me lo digas, no, prefiero imaginarlo.
Por cierto, ya que estamos, tengo que ponerle una pega a este barrio en el que te has instalado, que no permite releer el tan meditado texto mientras se comenta y obliga a abrir dos ventanas.
Bella foto que nos demuestra que el insatisfecho no es tan mal fotógrafo como dicen las malas lenguas y sugerente texto, como siempre, para que a los lectores se nos quede siempre cara de pajaritos apostados un poco más abajo que el pajarraco negro.
Algún día, digo yo, tendremos un post en el que no se nos obligue a imaginarlo todo, aunque creo que empiezo a comprender la razón por la que haces tan cortos los textos y voy a desvelarla ya mismo: el Blas se tira muchas horas planchando camisas y se queda sin tiempo para escribir... ¡Ahí queda!
Besos, intrigante.

fernandomaria dijo...

Pues sí, cuestión de status. También los animales entienden de eso...y lo llevan a cabo.
Bonita foto.
Un abrazo, Blas.