15 de abril de 2009

La muralla se llama "muralla" (Filipinas)

Que nadie piense que en Filipinas, por hablar inglés, olvidaron y, por ello, reniegan de la influencia española y del fuerte patrimonio colonial español labrado a base de clérigos destripa-indígenas y militares mentecatos, autoritarios y torturadores. Los filipinos tienen el tagalo y el inglés como idiomas oficiales -hace mucho lo fue el español-, pero este viajero insatisfecho escuchó hablar cebuano, visaya, chabacano, y otros que ni recuerda.
En todos ellos se vislumbra más o menos la influencia española.
Los pueblos y ciudades tienen por lo general nombre español. No se dice “Port Princess” sino Puerto Princesa, capital de la isla de Palawan. La gente es de Toledo o de San José de Buenavista, y -quizás- de San Fernando, La Laguna o Padre Burgos. Si va en jeepney (cumple parecida misión al autobús municipal) el filipino grita “¡para!” si quiere bajarse. En el restaurante pide un “tenedor” y si pretende hacer un recuento dicen “uno, dos, tres,….”. Al lunes lo llama “lunes” y al martes lo nombra como “martes”.
Los anuncios finalizan con Please, contact.- “Mr. Fernández y la tienda se puede llamar “Borbón”. ¿Hay un nombre más español para una calle que “Antonio Flores Street”?. La clínica dental pertenece al doctor “H. Pantoja” y la muralla se llama “muralla”. ¿Hay algo que identifique más al conquistador ibérico que una ciudad amurallada?.No entendía tagalo, ni visaya, ni cebuano pero este viajero sintió tan cercano al filipino de la calle que le comparó, en carácter, al español.


Copyright © By BlasFT 2009


1 comentario:

Catik dijo...

Ah, pues me gustó mucho lo de tu amigo, deja ganas de saber más y sí, tiene sabor de novela. Un beso.