14 de enero de 2009

Lémures


Madagascar tiene una biodiversidad envidiable. La punta de lanza, su producto estrella, los lémures. Las amenazas y problemas que tienen el resto de las especies son los mismos que tiene este vistoso animal. Es importante partir de la idea de que Madagascar es un país esencialmente agrícola, en el que más de tres cuartas partes de la población dependen de ella para sobrevivir.
Los lémures son un tipo de primate, predecesor evolutivo de los monos y simios. Su nombre vendría del latín y significaría “espíritus de la noche”. Su hábitat primario son los bosques y no pueden sobrevivir en áreas deforestadas. Les pudo observar en unos protegidos montes cerca de Antsiranana (antes, Diego Suárez), pero el loco mercenario inglés que le acompañaba, en aquella única ocasión, le impidió disfrutar del paseo. El estúpido insultaba al guía, al conductor, al pequeño y sorprendido camaleón y a todo bicho viviente con quien se topara.
Los habitantes en Madagascar necesitan empleo y, como gran parte se genera en la agricultura, muchos recurren a la tala y quema de bosques para propiciar un espacio de cultivo. Un viaje nocturno a través de las carreteras de Madagascar puede dar una idea del desastre que está ocurriendo. En una sola noche de trayecto desde Antananarivo (capital) a Mahajanga -el viaje duró dos días- este viajero insatisfecho pudo observar al menos una decena de fuegos en el oscuro horizonte.
Imposible que un país aguante tal presión devastadora y esta isla, ya erosionada, puede morir de inundaciones y sequías al mismo tiempo.
La máquina de la protección del lémur está en marcha ¿llegará a tiempo?.

Copyright © By BlasFT 2009

2 comentarios:

conquense dijo...

"Seco", que pesado eres con los dichosos lemures, ya has escrito varios artículos mencionando a esos monos asquerosos, sabemos que en Madagascar van erigir una estatua tuya como protector del lemur de cola anillada. ¡Cuéntanos cosas interesantes de una vez!.

Catik dijo...

Qué bonito, Blas, la foto es de póster, está perfecta para mí, de centrado y encuadre. Los animalitos son de derretirse, qué monada, nunca mejor dicho. Sería una pena, mejor que exterminen al inglés ése ; ) Un beso