22 de septiembre de 2008

¿No se habrá tomado las pastillas?

El abuelo no se ha tomado las pastillas”, dejó caer el otro día uno de los muchos bloggers que bromean sobre la edad y la memoria de McCain, candidato republicano a presidente de Estados Unidos, a raíz de una entrevista en la que le preguntaban por el presidente Zapatero y probablemente pensó que la entrevistadora “estaba hablando de Zapata, porque para McCain 1910 es prácticamente ayer”.
¡Qué genio este blogger!.
¿Qué le pasó a aquel otro abuelo chileno en Foz de Iguaçu, ciudad cercana a las cataratas, que lloraba como una magdalena cuando el viajero insatisfecho se despedía para tomar el avión a Río de Janeiro?. Había charlado con él un rato antes de ver las cataratas y otro poco al día siguiente de haberlas visitado.
¿No se habría tomado las pastillas?.
¿La vejez sensibiliza y confunde tanto, que McCain no supo que la guerra de Cuba había terminado o el abuelo chileno olvidó que los españoles ya no somos sus jerifaltes a quienes deben sus lloros y pleitesía?.
El mundo está confuso, a veces por la vejez, o quizás por la quietud.
Yo creo que si McCain hubiera viajado asimilando un poco, habría sabido discernir que Spain no está en South America sino que pertenece a Europe. Si aquel chileno no hubiera visto disminuida su capacidad por la propia vejez habría sabido que el “españolito” no era su protector ni mecenas sino un despistado viajero con ganas de ver y transitar.
El mochilero cree que los dos casos son tan estrambóticos como diferentes.
La torpeza de McCain es producto de no haber sido un asimilador viajero, o viajar con la manifiesta ignorancia que lo hacen un sinnúmero de americanos; el desliz del abuelo chileno tuvo que ver con la emoción de sentirse escuchado, de haber recibido la atención de un español con ganas de conocer, escuchar y vivir -a través de otros- unas aventuras que contar.
...........................

Nota.: La fotografía cortesía de su autor y de Google.

Copyright © By BlasFT 2008

3 comentarios:

conquense dijo...

"Seco", ya sabes que para los yankis (republicanos o demócratas) somos una "mierda", la mayoría no saben donde está situado geográficamente nuestro país, ni les interesa, están rodeados de opulencia, grandiosidad y fanfarronería, así les va, McCain no iba a ser menos. Sin embargo para el abuelito chileno, con esas barbas, eras el fraile colonizador enviado por la Madre Patria, no me extraña que llorase al dejarlo, con lo tierno que tu eres.
Spain no estar en south América, pero south América estar en Spain.

Catik dijo...

Buena la foto, piel de rinoceronte. Pues yo debo estar senil también, porque me ha conmovido tu abuelo del relato. También conocí una vez a una abuela que lloraba por mí y por mis amigos de campamento, estábamos de excursión, creyendo que éramos niños abandonados o algo así. Nos dio algo de comer y nos pidió que rezáramos por ella. Lo cierto es que entre tanta gente, aún la recuerdo con cariño. Un beso. ; )

Mar Sanfrancisco dijo...

Que vidas tan diferentes, la de los dos ejemplos que has puesto.
Me ha gustado mucho.
La vejez siempre me ha dado pena, somos, en general como sociedad, unos mal nacidos, por lo mal que nos portamos con ellos.Pero seguro que si llegamos a sus años, lloraremos como ellos.
Besotes.