31 de agosto de 2008

El despertador de su vida

- “¿A qué hora sale el bus?”.
- “A las 4,30 de la mañana. Tendrás que madrugar. En este país, los autobuses para viajes largos salen siempre sobre esta hora”.
El mochilero tendrá que levantarse gran parte de los días a las 3 de la mañana, pero ¿cómo?. Duerme como una roca y los vigilantes nocturnos de los hoteles baratos, por lo general, son la irresponsabilidad absoluta.
La solución del clásico despertador le pareció la más inteligente. Ya tarde, salió a la “busca y captura” del despertador de su vida por las calles de Maputo.
El viajero insatisfecho, a veces, sufre momentos convertido en verdadero espeso-mental, míseros momentos (que se dispone a enseñar), la olla a punto de explotar, vahídos intelectuales, turbaciones varias, estrechez de miras y candidez enfermiza. Y allí, lejos, sufriendo uno de esos estados, o todos a la vez, se compró el “despertador de su vida”. Tan kitch como algunos templos budistas, tan hortera como un cerdo con diente de oro, y hasta silencioso: una contradicción para semejante aparato.
En fin, un desastre.

Un desastre pero que le resolvió un tema tan nimio como importante, como es el de viajar a diversos lugares en autobús.
Copyright © By BlasFT 2008

7 comentarios:

Mar Sanfrancisco dijo...

Blas, no llevas móvil? o un reloj de mano con despertador?, o un gallo en la mochila?...

Por lo menos era silencioso y también sirve como arma arrojadiza, para salir de algún apuro.

Besotes.

Catik dijo...

Ja Ja Ja, yo quiero uno de esos. Va bien en cualquier ambiente, pasa desapercibido y es lo último en diseño.Lo único malo es que no es que te despierte sino que no te deja dormir por las pesadillas!!
Un beso

BlasFT dijo...

"mar" y "catik":
Veo que os ha parecido, al menos, una anécdota simpática. Lo intenté contar así, pero es la verdad pura y dura.
Incluso la fotografía.

Jan Puerta dijo...

Detrás de ese aparatejo, hay un diseñador quien seguramente a estas horas esta maldiciendo esa "extravagante" mochila azul que llevas.
Seguro que en Perú no te lo habrían robado jamás!
Un abrazo amigo, desde el sur mas austral posible sin congelarse.

Anonymous dijo...

Ja ja ja. Me he reído un buen rato viendo esa foto, me ha cambiado el humor, que venía mal porque precisamente esta mañana que podía dormir me han despertado a base de guaus continuados. Salí a ver y me encuentro a un hombre feliz y sonriente paseando a sus perritos escandalosos... antes de las 8 de la mañana. Grr, ésa he sido yo.

JAVIER ADAN dijo...

Tienes un blog muy interesante. Enhorabuena

conqunese dijo...

"seco", según la choza así es el melonar, o sea, acorde con tu figura.