20 de marzo de 2008

Gorongosa (Mozambique)

El Parque Nacional de Gorongosa fue antaño uno de los más importantes de África.
Otra cosa venida-a-menos.
Parece ser que estos últimos años resurge, aunque la población animal no puede compararse con la que tuvo en sus primeros comienzos.
Se pueden ver impalas, antílopes acuáticos, oribis, kudus, jabalíes verrugosos, hipopótamos, elefantes y, con suerte, algun león. La gran cantidad de aves es una maravilla. En el noroeste del Parque se encuentra el monte del mismo nombre, envuelto en leyendas locales, que despiertan la voraz curiosidad del occidental que llega a sus cercanías.
Como persona que escribe esta entrada lo vió, como viajero insatisfecho lo soñó. Gorongosa estaba cerrado al subir al norte del país, por fuertes lluvias e inundaciones (es la época lluviosa). En un fracasado intento pudo imaginar todo eso, y soñar, y arrepentirse de haberlo soñado, e intentarlo de nuevo a la bajada del norte, y volver a fracasar.
Cuando estaba escribiendo este breve texto en su libreta de notas, al lado de una cerveza, alguien le preguntó: “¿periodista?”.
- No, “blogger”.
Miró con "cara-de-haba" y se fue.

3 comentarios:

BIcHOs dijo...

Chungo, chungo, que te vayas para allá tan lejos y encuentres los sitios cerrados, o al menos la reserva esa. ¿No hay más? ...no sé, entra hasta el centro de algún bosque, si sigues sin ver nada utiliza la técnica del zorro... sirve para atraer a múltiples animales a su alrededor. Te despelotas y empiezas a dar saltos, te tiras al suelo, te revuelcas... etc. No te preocupes por los leones, a ellos les gusta la carne, como diría tu amigo de Cuenca. jejeje.

Nos alegramos de que sigas bien.

Cuídate Blogger!

Mar Sanfrancisco dijo...

Blas me alegra saber que estas bien.
Buen consejo el de Bichos...

Besotes.

Shakadal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.