12 de diciembre de 2007

No pensaba escribir este "post"

No pensaba escribir este “post”, ni lanzar a la blogosfera este momento mochilero que recoge la instantánea, pero hace unos días un colega del viajero insatisfecho le animó a ello. No podría traicionar su persona y mentir sobre esta fotografía. Esta colgada en una de las paredes del destartalado cuarto, visible al que se acerque y aborde esta vieja guarida de lobezno herido. El colega la vió.
“¿Por qué no hablas sobre ella?”, dijo señalando la fotografía.
Pues ahí va:
En mi etapa de Río de Janeiro -solamente en esa- del viaje a Brasil, me dejé acompañar de un amigo del barrio que disfrutaba de unos días de su merecido descanso en la playa de Copacabana, y solamente en esta famosa playa. No salió de ella en los diez días que tenía como merecidos. Era su tercer año de insistencia veraniega en esa playa. Por ello, por no cambiar de aires, recibía mis críticas.
La playa no era lo mío, pero sí quería conocer Río de Janeiro. Día de sol y arena con mi amigo, cena en uno de los muchos restaurantes cariocas del paseo marítimo y sonido discotequero, también carioca, para finalizar la jornada. Música, toda; baile alegre; alcohol variado; mujeres, muchas,…. La noche salsera la pasé en una Sala de Fiestas con mi amigo y la novia-brasileña-por-interés del hermano de mi amigo, ausente en este viaje. La novia-brasileña-por-interés del hermano de mi amigo que necesitaba vengarse ante esa ausencia tan injustificada. Una venganza de mujer ofendida (nunca entenderé semejante hazaña, sino es pura necesidad, gusto y placer).
Una venganza de mujer ofendida que se venga en mi cama del hermano de mi amigo.
A primera hora de la mañana, se levantó al baño y la robé la fotografía. Nunca se la enseñé al hermano de mi amigo. Nunca estaré orgulloso de la fotografía, pero ahí está, en una de las paredes de mi destartalado cuarto”.

6 comentarios:

conquense dijo...

"Seco", tú no pensabas escribir este "post", y yo no pensaba hacer este comentario, pero lo voy a hacer:
"Has vuelto a las andadas, hace unos artículos atrás relataste el arte de consolación solitaria, ahora describes como te "cepillaste" a la novia de ese chico, que aunque estés bien dotado ya que la has usado de periscopio en el mediterráneo, no se si no la habrás tenido que pagarle algo; eres un paranoico del sexo y lo que tienes en tu "osera" pegado en la pared son mujeres desnudas tratándolas como trofeos de cazador en tus visitas a las cinco continentes.
Creo que la mujer se merece un respeto y no ser vapuleada como mero objeto de placer y deseo, es la que nos da la vida.

Sandra dijo...

Lo cierto es que hay mujeres para todo. Igual que hombres para todo. Gracias por tu visita. Siento haber estado ausente, pero mi vida últimamente es más emocionante que de costumbre. Muchos besitos y saludos.

Anónimo dijo...

HOLA CONQUENSE,
HOY, "CHAPEAU" PARA TI.
TU, SI QUE VALES.
ESTOS INTELECTUALES NO TIENEN "VIDA MARITIMA".
DECEPCIONANTE.....

"Hermano" dijo...

No deberías haber contado la historia. Creo que después de lo que ha dicho el "conquense", te llenas "de mierda".

LaIsla dijo...

No me gustan las venganzas, de ningún tipo y para mí el estar con otra persona en intimidad solo es posible desde el amor. Pero creo que yo estoy un poco trasnochada. Un beso

Anónimo dijo...

buy klonopin online klonopin overdose in children - klonopin 3 mg