1 de diciembre de 2007

Capadocia

En Capadocia, región de Anatolia central (Turquía), a este aprendiz de trotamundos le llamaron la atención tres cosas: la formación geológica única en el mundo, la ubicación de los templos de los antiguos cristianos y la puesta de sol, que puede verse -si la naturaleza quiere- desde uno de los muchos promontorios de la zona. Además, el guía, contratado en este caso para facilitar la excursión, le llevó con puntual rapidez como si una bella atracción turística cerrara sus puertas. Y las cerró, en un momento determinado ante la presencia de cuatro o cinco viajeros que, a esa hora y en ese lugar, encontraron su regocijo muy cerca de la luz y el brillo de los astros.
Del astro rey, en este caso.
A lo lejos se oía música de ritmos orientales, con ecos irregulares, generados por el choque de sonidos con los extraños montículos arenosos y rocosos que completan el paisaje. De algún templo u oratorio musulmán, quizá turcomano, o druso, saldrían esas notas uniformes, celestiales, pero al grupo de viajeros le llegaban con los altibajos y dientes de sierra, similares a cola de dragón.
En los recovecos de estas figuras rocosas dalinianas, la imaginación vislumbra a los cristianos esconderse en agujeros imposibles, en templos decorados con pinturas-murales sobre roca arenisca, y ocultos de miradas de la persecución romana.
De persecución religiosa, sin más.
No se puede mostrar el paisaje, hay que visitarlo.
No se pueden explicar las sensaciones, hay que tenerlas.
No se puede uno esconder entre las rocas, habría que haber vivido en los albores de la civilización cristiana.

2 comentarios:

"Uno de León" dijo...

ESTO ES UNA PRUEBA. Vamos a ver, "conquense", entra por el "Alias". No veo ningún problema. Marcas el "Alias", pones en el recuadro "conquense" y a escribir y publicar. Sin problemas. A no ser que seas un poco "apretao" (antes no lo eras) y encuentres problemas donde no los hay.
¡¡¡Arriba el "conquense"!!!.

conquense dijo...

"Seco", escribes con tanta vehemencia tus comentarios, que al lector le haces sentir que lo está viviendo él mismo; yo ahora mismo estoy viendo esa puesta de sol única en el mundo, cómo se escondían los cristianos en las rocas de arenisca, oigo las notas discordantes orientales e incluso el olor a pachuli del guía.
Pero:
-No se puede esconderse en el harén cuando te tiene abandonado.
-No se puede permitir que tus ilustres artículos sean ignorados y no se merezcan seis consonantes y cinco vocales.
-No se puede hacer la "vista gorda" ante todo eso.
-No se puede decir que eres un aprendiz de trotamundos cuando llevas más kilómetros que "güili fo".
-No se puede, no se puede........