21 de abril de 2007

¡Allá ellos!

Después de llevar unos meses (pocos) manteniendo viva mi blog, creo que me merezco un comentario propio.
- ¡¡Egocéntrico!!, me grito.
Este blog representa para mí un sitio donde puedo ser “el dueño” de lo que digo, de lo que cuento, sin tener necesidad de ajustarme al espacio o, incluso, al tema, que en una conversación a dos sería imprescindible. Un sitio con la pretensión de enriquecerme, enriquecer mis opiniones y mis vivencias con las ideas y experiencias que otras personas ineludiblemente me aportarían. Esa pretendida bidireccionalidad, que cualquier individuo que haya vivido necesita para seguir viviendo.
Tener algo que contar y contarlo, tener algo que escuchar y escucharlo, es la capacidad que una bitácora como ésta puede dar. Y escribirlo, colocándose en el momento del recuerdo, sintiendo lo que se sintió, sufriendo lo sufrido y dejando que los sentimientos se unan a lo vivido, como ciertas canciones que escuchamos, asociamos también a ciertos amores o desamores.
No sería lo mismo pergeñar un relato desde la distancia en el tiempo a escribirlo como se hubiera hecho la noche siguiente, con el calor de las sábanas cubriendo aún los sentimientos. ¿Sería lo mismo un paseo por la selva, contado en uno de los descansos en ruta, con los mosquitos aún chupándote la sangre y la humedad enquistada en tus huesos, que hacerlo en tu casa con el Fuyitsu encendido?.
Reunir las opiniones de un grupo de viajero(s)insatisfecho(s) no hubiera sido, de entrada, una aspiración excesivamente optimista. Hago un llamamiento a estas opiniones o comentarios cuyo objetivo es el de compartir experiencias, pero el paso del tiempo y el paso de los viajes, aclarará mi optimismo…… O no.
Los que desatiendan la llamada (suena a reproche, pero no, es mi carácter. ¡Gracias! a todos) estarán despreciando el canal de información e interacción más rico que han tenido nunca a golpe de teclado.
¡Allá ellos!.
¡¡A mamarla!!.

4 comentarios:

CONQUENSE dijo...

"Seco", creo que estás rayando la locura.
Como no te lleves alguna hembra a tus viajes para que ese mosquito comparta sangres, seguirás insatisfecho.
Enamórate de una puñetera vez y procrea.

No tengo otra alternativa que seguir siendo amigo de un "loco".

Anónimo dijo...

EPI....no estas loco , el que te dice que procres...que lo haga él.Lo de enamorarte es otra cosa.
Sigue escribiendo..me encanta leerte .

BICHO dijo...

Lo de "Seco" lo entiendo, jajajaja, Lo de "Epi" no tanto, jajajaja... te pareces más a "Blas", me parto.

En cuanto al artículo de hoy, jejeje, parecería una ida de pinza pero después del Cañón del Colca y la pareja peruana impuntual, jua jua jua... (eso deberías de contarlo) ...es tu carácter.

Tú pa'lante que te leemos muchos más de los que piensas.

Sandra dijo...

Yo mi último viaje lo hice a casa de los "Bichos" y aunque ellos son muy divertidos, desde su ventana no se ven esos paisajes...
Tendré que viajar más. ¿Alguien me presta un macuto?