17 de marzo de 2012

Cuento africano / Los celos

Un Rey tenía muchas mujeres pero, ante su desesperación, ninguna le había dado un solo hijo. Tras haber consultado a los augures, hizo preparar una comida mágica en la que debían participar todas sus esposas. Ahora bien, la más jóven fue enviada, malígnamente, al mercado por sus rivales, pocos instantes antes de que comenzara el almuerzo. Cuando regresó, le habían guardado las calabazas vacías para que… las lavase.
Desesperada, gritó antes sus burlonas compañeras:
-Quiero mi parte de la comida, tanto si ha sido preparada para que perezcamos como para mantenernos vivas, cosa que ignoro.
-No queda nada –clamaron las rivales
La nueva desposada no protesto pero, reuniendo las calabazas, rascó cuidadosamente su interior y comió los restos de todas ellas.
Seis meses después, en la cabeza de las malas compañeras creció de todo ¡pero su vientre siguió plano!. Sólo el de la más joven indicaba un próximo parto.
El Rey, tan maravillado como desconfiado, dio, sin que nadie lo supiera, una choza particular a la futura mamá e hizo que la sirviera una sola criada, a la que suponía muy fiel, luego se marchó de viaje. Durante su ausencia, las celosas descubrieron el escondrijo, sobornaron a la criada y enviaron a su rival un manjar envenenado. Cuando el Monarca regresó, su favorita, muerta desde hacía algunos días, se estaba ya descomponiendo. Montó en cólera, sospechó la verdad e interrogó a sus mujeres que le respondieron:
-¿Acaso teníamos su custodia?. ¿Sabíamos, siquiera, en que lugar la habías escondido?.
Una investigación acabó descubriendo la verdad. Esposas culpables y criada infiel fueron decapitadas por la propia mano del señor”.
………………..
Moraleja: los celos pueden llevar al crimen y a la muerte como castigo.

Copyright © By Blas F.Tomé 2012

8 comentarios:

gloriainfinita dijo...

Y ahí lo deja, con esa moraleja que nos conduce, no podemos saber si con o sin intención, a tantas noticias de mujeres muertas a manos de maridos despechados y celosos.
Pero es un cuento, con los ingredientes de casi todos los cuentos que hemos escuchado de niñas. Un cuento en el que las mujeres son, como poco, estúpidas y casi siempre, malas.
¿Quién le daría la vuelta a este cuento? Seguramente nació de alguna mujer y fue contado con distintas intenciones que no interesaban a los patriarcas y su patriarcado. Porque la moraleja más lógica sería: si eres un rey estéril, déjate de tonterías y de pócimas. Si quieres tener un heredero, mejor será que compartas a tus mujeres con tus hermanos o tus primos. Pero a quien intentan enseñar los cuentos cómo han de ser es a las mujeres.
Ahí tenemos ahora al rey, sin heredero y sin mujeres. Todas están muertas. Pero, como es rey, se buscará rápidamente otras. Si ellas se saben el cuento bien sabido, no se pelearán por la calabaza, bien al contrario, esperarán a que el rey se marche de viaje y se lo montarán con el mozo que se haya quedado para poder hacer al dichoso heredero, como toca, porque ese método de inseminación artificial inventado por el rey y su brujo, va a ser que no, que no va a funcionar. Mientras, se cachondean del cretino que se pensó que les podía hacer un hijo dándoles a comer una calabaza.
Y si saben más cuentos, también sabrán que pueden aliarse entre ellas y quitarle al reyezuelo la corona y establecer una república, por ejemplo, donde su papel tenga algo más de sustancia que parir hijos para el rey.
Moraleja: si el rey te da a comer una calabaza para que te quedes embarazada, dale una buena paliza y mándale al exilio.
Besos, cuentista. Y gracias por el cuento.

fernandomaria dijo...

Digno de leer el cuento. Me trae a la memoria las fábulas griegas que siempre finalizaban con una moraleja.
Un abrazo, Blas.

Trasindependiente dijo...

¿Estás seguro de que esa es la moraleja? A mi se me ocurren muchas otras pero es verdad que, a veces, tengo mucha imaginación.

Sea cual sea la moraleja, a mi me encantan los cuentos africanos: limpios, directos y abiertos a la vida.

Gracias y saludos.

la glorieta dijo...

Jolin, tío... podías darle un poco de aire a tu blog ¡leches! Mira que eres aburrío, pues ni que fueras un cervantes (por lo menos) que no te estiras pa contestar ná de ná. Tiene una la impresión de estar tirando letras al cubo de reciclaje del cartón cuando se las manda al famoso Tigre de León. A ver... a ver, que se sepa de dónde te has sacado esa moraleja tan machirula del cuento del rey que quería embarazar a sus mujeres dándoles a comer una calabaza.
Hay que cambiarse de ciudad para venir a verte y ná , el nene, erre que erre, pasando, pasando de insectos, pasando de ineptos... pasándolo... Y no voy a darle a cuatro teclas par identificarme, digo...

V(b)iajero Insatisfecho dijo...

Vamos a ver, “glorieta/Juana de Arco”, no lances contra mí todos tus hordas revolucionarias en tiempos difíciles de inspiraciones bellacas pues aunque te quedan cincuenta mil batallas por pelear y de todas saldrás triunfante, es necesario no las malgastes con este modesto caminante.
Guarda tus hordas para menesteres más ‘gloriosos’ y ordena su retirada, anda.
Haré votos para que las buenas maneras y la fuerza que ese ‘alto inspirador’ te otorga para pincelar tus palabras en mi ‘humilde blog’ te ocupen y te den suerte estos próximos días de difícil camino.
¡Suerte!.

gloriainfinita dijo...

Jeje... Ya me voy más contenta a enchufarme, aunque no conteste a la pregunta el dueño del 'humilde blog'
Si, si... Retiro mis hordas (por el momento)
Querido, tu humilde blog es de lo más interesante que hay (o que yo he encontrado) por el mundo blogueril pero, si libre es su dueño de dar la callada por respuesta a las preguntas que le hacen sus lectores, se aceptará (como animal de compañía) la libertad de ellos y ellas para descojonarse un poco, de tanto en tanto por lo menos ¿no?
Hale, besos, sin celos, que no me caben en el bolso.

IGOA dijo...

Bueno, bueno, con la calabaza...
Las mujeres viejas comen, la mas joven va al mercado (?)...pero rasca y rasca y come "un poquito", lo justo para no levantar sospechas...

El rey impotente y estupido. Las mujeres-viejas burras redomadas incapaces de luchar contra el enemigo comun con la ayuda de la mujer gestante.

El HERMANO JOVEN DEL REY toma el poder y restaura el orden establecido asegurando un heredero al reino.

Moraleja: Si no tienes heredero, manda a tu mujer al mercado.

Jajaja!

Besos indios

Pilar dijo...

Viajero,
al leer tu cuento,no he podido dejar de pensar, en el libro de: "MUJERES QUE CORREN CON LOBOS"(Clarisa Pinkola)... ¿Por qué? Por todo lo contrario...

Dice un proverbio senegalés que "Si quieres tener un hijo, cásate con una embarazada"... ¿Por qué les cuesta tanto? Por algo será...

Y... Hace tiempo me contaron un cuento... Pero es chino;-)) Aquí te lo dejo.

Besos, BlasFTomé!
Pilar


"Cuento chino/ Las religiones"

Es una mesías sin religión particular y tiene mucho cuento cuando dice que si no encuentras el espíritu en tu interior, ten cuidado si lo buscas fuera. Por eso, puede proclamar y proclama que todas las religiones son relativamente ciertas y subsistirán mientras tengan adeptos. ¡BIENAVENTURADOS LOS IGNORANTES PORQUE NO SABEN LO QUE TIENEN!

PD. ¿De qué me suena esa foto??