4 de mayo de 2009

Un imaginario blog de viajes

El viaje para el viajero insatisfecho es una actividad, un desplazamiento voluntario y temporal cuyo protagonista es el hombre, por lo que, al desarrollarse en el campo personal, cada quien tiene su interpretación, que depende de sus vivencias, deseos, gustos, motivos, cultura o idioma. Es la tendencia natural del ser humano a cambiar de sitio para beneficiarse de las bondades de otros lugares distintos de aquel donde usualmente vive y descansar en ambiente agradable, para esparcimiento, recreación, o con el fin de conocer o explorar.
Un imaginario blog de viajes se compone de relatos de viajes que se ajustan a una o más de las características comunes: un relato no ficticio, que se escribe en primera persona, o no; que describe el viaje a través de un paraje o país extranjero con numerosas observaciones sobre el paisaje, la geografía, la flora, la fauna, los habitantes, el modo de vida, la historia y las costumbres sociales del país. Relata los acontecimientos que surgen e invaden sus vivencias con rigor, aunque inevitablemente vayan pasadas por el filtro personal. Podría servir perfectamente lo que le dijo Paul Bowles a Paul Theroux sobre los libros de viajes:


  • El relato de lo que le ocurrió a una persona en determinado lugar, y nada más que eso. No contiene información acerca de hoteles y carreteras, ni listas de frases útiles, estadísticas o sugerencias acerca de la clase de ropa que el visitante podría necesitar. Es posible que tales libros estén condenados a la extinción. Espero que no, porque no hay nada de lo que yo disfrute más que de leer el relato de un escritor inteligente acerca de lo que le ocurrió lejos de casa”.


Copyright © By BlasFT 2009

1 comentario:

conquense dijo...

"seco", con el misticismo no vamos a ningún sitio.