11 de enero de 2010

El aburrimiento

Evelyn Waugh, en ‘Gente remota’, lo contó mejor que el viajero insatisfecho lo pueda hacer:
  • Cuando hemos regresado a casa tras haber pasado en el extranjero una semana o dos, y una y otra vez, respondiendo a las educadas preguntas de nuestros amigos, relatamos la experiencia, haciendo que una frase lleve a la siguiente, hasta construir una buena historia con todo ello; cuando las gentes poco corrientes con las que nos hemos encontrado se han vuelto, en retrospectiva, fabulosas y fantásticas, y todos los controles e incertidumbres del hecho de viajar se convierten en grandes peligros; cuando las molestias menores adquieren proporciones heroicas y se transforman, durante la comida, en privaciones casi insoportables; incluso antes que eso, cuando en la última etapa de nuestro viaje releemos en nuestro diario la crónica simple y llana de los meses precedentes… ¡qué poca atención prestamos, entre todos aquellos falsos sustos y temores, a los horrores descarnados del aburrimiento!. Me parece que no se ha dicho lo suficiente sobre este aspecto del viaje. Nadie sabe lo que significa aburrirse de verdad hasta que no ha estado en los trópicos”.
Que cada uno saque sus propias conclusiones y, tal vez, encuentre en las palabras, de este insigne inglés, admiración o desprecio por el arte(?) de viajar.

Copyright © By Blas F.Tomé 2010

No hay comentarios: